translation

La puerta de Shamballah (el corazón: la habitación de Dios)


Blog para promover un movimiento interactivo en el marco del trabajo de síntesis, presentado como Pangeosis.
El trabajo de síntesis se concibe para liberar la conciencia
colectiva. Se basa en el conocimiento y el control de la energía universal.
Se refiere a cada ser humano y a su responsabilidad.
Recurre especialmente a los líderes: políticas, sociales, económicos, profesionales, científicos, educativos y sanitarios y espirituales y religiosos.

Charlas-talleres-conferencias-armonizaciones

Convivencia de Pascua en abril: Almenara de Tormes (Salamanca)

en la casa de formación de los misioneros de la providencia

organización: Iñaki Mendizabal/Irun.

A consultar

En el blog de la escuela universal de la vida:

2016 A la puerta de la Gran Transición

lunes, 30 de septiembre de 2013

Complemento de reflexiones sobre el 15 de agosto de 2013. parte 3.3


La instrucción de un nuevo Orden de Verdad.
Lo propio del Espíritu de Verdad es manifestarse mediante actos creativos, palabras constructivas e ideas positivas y renovadoras  que superan  las simples críticas y los juicios. Invitan a la apertura, a la interactividad y a la superación de las visiones establecidas en la perspectiva que pueda realizarse una nueva conciencia, una conciencia de naturaleza más colectiva que une más allá de las divisiones y diferencias.

El despertar de esta conciencia colectiva, como entidad de armonía interactiva y de solidaridad fraternal viva es un paso necesario para entrar en la Conciencia Divina y la interactividad de su omnipresencia. Dios es más que la suma de las conciencias de los individuos. Esta nueva conciencia de armonía en  servicio al conjunto es la voluntad del plan divino para los tiempos actuales: crear, gracias a la bajada del Espíritu de Verdad, una nueva alianza de unión fraternal entre Dios y el hombre crístico, el divino en él.                  

 La finalidad es que cada ser humano sea capaz de reconocer su potencial y sea libre de ponerlo al servicio del el mayor bien del conjunto según sus posibilidades (calise, calix, o el sentido del grial). Esta alianza consiste en concreto en la conexión de nuestro corazón con el reino superluminoso de nuestra alma. (que Jesús simbolizó con la roca) Esto es la vía celestial tal como se explica ya en otra parte.(http://pangeosis.free.fr/antask.es.html)

Este plano fue profetizado por el Cristo en Jesús. Preveía que, según los planes del Padre, el niño divino, quien había despertado en el ser humano, debería crecer en el momento oportuno para convertirse en adolescente divino.

La necesidad de esta nueva unión y conciencia interactiva entre los diferentes niveles de conciencia y la omniconsciencia divina se presenta para la tierra como el movimiento de la convergencia de la conciencia planetaria (Pangeosis, ósmosis espiritual entre todos los continentes de la tierra en compensación de la deriva de los continentes). Es la única garantía para la supervivencia en la tierra gracias a la creación de una paz duradera como reflejo de la verdad o la interactividad auténtica, armoniosa y solidaria de la vida en la tierra.

La ley de las relaciones justas: el poder respetuoso

jueves, 5 de septiembre de 2013

Complemento de reflexiones sobre el 15 de agosto de 2013. parte 2.3


Nuestro viaje en París nos apuntó la cuestión: ¿en qué mundo vivimos? 


Constatamos que la situación mundial y la supervivencia del ser humano pasan a ser cada día más críticas puesto que parece que no podemos poder prever claramente las consecuencias de nuestros actos ni sobre la armonía del conjunto de nuestro medio ambiente, ni a largo plazo. La seriedad de la situación apenas parece preocupar en concreto y por lo menos está subestimada.  Eso nos da la impresión de vivir en un mundo irreal, que no corresponde con nuestra verdad interior.
Estamos encuadrados por un mundo de pensamientos, impuestos por un orden mantenido por una minoría de personas. Este orden esta aceptado como legítimo y en consecuencia tiene la etiqueta “verídico” por el solo hecho de que estas personas estén consideradas como “elegidas”, de una u otra manera.
Estos elegidos llegan a mantener al parecer la masa de la gente en el orden legítimo por un comportamiento de conveniencias automáticas y evidencias “consagradas”, y que no se tiene el derecho a poner en cuestión. Por otra parte, combatir este orden establecido no tiene sentido puesto que se basa en el peso ciego de una masa relativamente inconsciente. Es precisamente este peso ciego el que empuja a escaparse y a hacer diferenciadamente puesto que es la única manera pacífica para crear las nuevas raíces de un orden nuevo más justo.
¿Por qué no lo vemos?

Complemento de reflexiones sobre el 15 de agosto de 2013. parte 1.3

Durante la misa del 15 de agosto en Notre Dame de Paris, había una lectura del libro del Apocalipsis de San Juan (11, 19a; 12, 1-6a, 10ab). Nos había inspirado varios pensamientos y visiones que ya comentamos y publicamos en el blog de Pangeosis. Nos parecía que era necesario añadir más comentarios, que nos vinieron poco a poco sobre la mujer, el desierto y el niño masculino (complemento 1), seguido de otras reflexiones en este contexto (complemento 2)
Note: el libro del Apocalipsis tiene un carácter de holograma holográfico. Contiene los códigos del desarrollo del plan divino en varios niveles, con elementos más o menos repetitivos, ciclos y situaciones que consiguen finalmente su realización.
Complemento 1:
1.1/.Sobre la mujer que huye en el desierto, es decir, la Iglesia y el significado de su lugar para estos tiempos
Según los planes de Dios la Iglesia tiene un papel con un potencial importante para el futuro. Muchos piensan, que debido a que la Iglesia se alejó de la realidad humana y su evolución que ya está pasada. Profecías mal interpretadas reforzaron esta tendencia. Esta amenaza es el dragón, mencionado en el libro del Apocalipsis y ya mencionado en un mensaje precedente.
Intentemos dejarnos instruir por la Luz del Espíritu de Verdad.

sábado, 24 de agosto de 2013

A la luz del 15 de agosto de 2013

Estas son noticias de nuestro paso por París alrededor de la fiesta de la Asunción el día 15 de agosto 2013, como ya se anunció en el mensaje anterior.
La víspera del 15 de agosto, a la puesta de sol sobre el río Sena, nuestra atención fue atraída por la imagen de una cigüeña, el pájaro del anuncio en el cielo. Hacía pensar en una pintura que está en casa, regalada por una amiga. Cigüeña viene de este - oigne (lo que se une, se junta, coincide) en nuestro caso, lo que une el cielo con la tierra o el espíritu con el cuerpo. Como ya se anunció, el tiempo del mundo superluminoso coincidirá cada vez más con el tiempo subluminoso de la tierra.

El 15 de agosto, llegamos un poco después de las 8 de la mañana a las cercanías de la Catedral de Notre Dame. Todavía hay poca gente. Así, cada uno tomamos un café junto a la esquina, lo que nos cobran  11,80 € (sin pago de los servicios). Es un ejemplo del mundo bajo el yugo de la oscuridad de la explotación materialista.
En poco tiempo la plaza frente a la Catedral se llenó. Entonces, decidimos asistir a la misa Gregoriana de las 9 y no esperar hasta las 11. Un lugar, bastante adelante, nos permitió asistir a la celebración. La gente asistió con algún fervor, pero realmente no sentimos un espíritu de alegría, ni interactividad real, sino más bien un mecanismo de costumbres, muy perfeccionado. Oímos palabras, llenas de ideas elevadas, pero parecían permanecer flotando en el aire sin poder descender y aterrizar en los corazones de cada uno.
Después de esta primera misa, conseguíamos avanzar algunas filas. Una señora con un sombrero grande, que permanecía de pie girando en todas las direcciones, toda vestida de blanco bloqueaba el paso, así que nos tuvimos que sentar uno detrás del otro. Nos hacía pensar en los sepulcros blanqueados a los que Jesús se refirió para mostrar este mundo con sus apariencias espirituales (Mateo 23). De repente, entendí que nos alineamos en paralelo con la nave del edificio, en el límite de la travesía del crucero, sobre el que se encuentra la flecha central de la catedral. Me sentí, como colocado sobre el nervio parasimpático a la altura  del diafragma del cuerpo humano, justo en el lugar imaginado anteriormente. Es en esta zona del diafragma donde nuestro cuerpo debe abrirse hacia el corazón. Por lo tanto nos pondríamos a funcionar como pasadores de la Energía de la Verdad, que debiera centrarse en estos momentos en este lugar, tal como habíamos planeado y explicado en el mensaje anterior.

Fiesta de la Asunción del 15 de agosto de 2013

Antes de salir hacia París me han llegado estas reflexiones:


Trabajando en mi jardín estos últimos días, éste me hablaba como un libro abierto para revelarme lo que pasa en el mundo actual y la dirección a tomar. Me doy cuenta que todo el recorrido de mi vida se dirige hacia la liberación de esta dirección. Lo que implica la revelación del plan divino al mundo, como lo he hecho a los que han subido conmigo al monte sobre el Balneario de la Virgen de Jaraba (Aragón), por las mañanas de nuestra estancia a comienzos del mes de agosto, para mirar la salida del sol y la información que transmite su luz.


Hay muchos hechos positivos que pasan en nuestro bello planeta. Se construye todo tipo de comunicación rápida, bellos teatros, hermosas iglesias y super mezquitas que cuestan fortunas pero que a menudo sólo enriquecen a una minoría y nunca a los pobres. Es un mundo donde la belleza exterior se asemeja a menudo a sepulcros blanqueados (Mateo, 23). Es un mundo dirigido hacia las élites, estrellas de todo tipo que hacen soñar con sus logros o sus promesas poco reflexionadas sin tener en cuenta a la gente. Además este mundo provoca tanta destrucción e injusticia a causa de la mirada incoherente y falsa sobre las necesidades reales de cada uno de los seres humanos. Esta mirada está fijada de tal manera en el orden establecido que se critica a aquellos que quieren remediarlo. ¡La verdad molesta !

Esta incoherencia atañe a todos los ámbitos de la vida, tanto en el orden material como en el espiritual, y además están profundamente separados y desgarrados entre ellos. Esta incoherencia tiene su origen en la falta de visión sobre el conjunto y la toma de la distancia justa que permita la expresión de relaciones justas. En este contexto de división, ¿quién puede pretender conocer el diseño divino ?

O bien es el impacto concreto del mundo material el que domina, o bien es el sueño abstracto del mundo espiritual. Su punto en común es que sus fuerzas están cristalizadas en protocolos y reglas que deberían garantizar un orden más justo. Por lo tanto, a menudo se contradicen, complican la vida y a menudo tienen el efecto de eliminar la responsabilidad, de excluir aquello que no esté según las normas impuestas y crear una atmósfera axfisiante de injusticia y dependencia.

Felizmente, cuando la necesidad y las crisis están en su punto de mayor tensión de polarización, se crea un punto crítico en medio de una polarización alternativa formando de esta manera una cruz para crear una nueva apertura que permita entrar una nueva luz de unión más allá de las polarizaciones existentes. Es una de las leyes de la creación cíclica del universo. Se trata de un periodo donde se refuerzan las coincidencias para facilitar el descenso de la luz de un Espíritu Nuevo.

En nuestros días, es la luz del Espíritu de Verdad Quien desciende (tal como ha sido anunciado y profetizado por todo el mundo). Es un aspecto del Espíritu Santo o Único, Omnipresente. Desciende para iluminar la situación del desafío de supervivencia en el que se encuentra la humanidad en este momento y que le empuja a tomar una decición sobre su destino. Es así como un rayo toca la cúpula de la Basílica de San Pedro en Roma después del anuncio de la decisión de la renuncia del Papa Benedicto XVI, sintiéndose demasiado débil frente a la división del mundo que se refleja en el interior de la Iglesia. Es como una confirmación celeste de la incapacidad del orden establecido de salir de su división en la luz de un Espíritu Usado. El descenso de la nueva luz se confirmará con la elección del Papa Francisco, más allá de la división de los Cardenales. Un nuevo Espíritu se anuncia en el que la Verdad puede desagrada a mucha gente. 

Alrededor del 15 de agosto, la tierra entra en la configuración de un cruz cardinal celeste que se une a una cruz cósmica permanente (indicada en la Gran Invocación). Debería tener como efecto una especie de asunción luminosa iluminando los espíritus más avanzados y preparados para comprender la voluntad y los sentidos del plan divino para la tierra. Debería reforzar la nueva apertura espiritual hacia una unión fraternal del ser humano con El Principio Creador de sus Orígenes (El Padre). Todo ello se sitúa en el cuadro de los cambios cósmicos que hemos reconocido desde 1989 y que tocan cada vez más el clima de la tierra y su entorno lunar (el sentido de la Virgen con sus pies sobre la luna creciente). Está elaborado sobre el plan del mundo superluminoso y aceptado como mejor solución para facilitar la transición de nuestra visión sobre el mundo celeste y terrestre y sus relaciones encaminadas hacia una mayor justicia y armonía.

Se trata del fuego purificador del Espíritu Santo quien se manifiesta con la intensificación de la luz solar y el brillo de los planetas y que alcanzará a todos los niveles de manifestación, de lo más sutil a lo más denso y material. Quemará las resistencias e incomodará a aquellos que se resistan con mano de hierro (la imagen de la espada cósmica). Remediará la falta de compasión y perdón allí donde sea necesario. Aportará consuelo y redención. Estimulará las fuerzas positivas y las reunirá por encima de toda convicción u orden humano particular,  ya sea espiritual u otro. Hará brillar la verdad por la espada de la comprensión que cortará el engaño, la manipulación y la injusticia. Se manifestará como un dragón de muchas cabezas. Cuanto más se trate de hacerle callar cortándole una cabeza, habrá más cabezas que aparezcan para mostrar la luz de la verdad. Este Espíritu aviva la luz, escondida como una fuerza de la naturaleza divina en cada ser vivo. Esta luz se encenderá irresistiblemente para formar una masa crítica que testimoniará una nueva unión fraternal y solidaria. Será la levadura del despertar de la consciencia colectiva que creará un mundo nuevo con un orden nuevo donde reinará el Espíritu de Verdad.

Para aceptar esta asunción de la madre Tierra, el día de la fiesta de la Asunción del Espíritu Madre Celeste, vamos a París en nombre de todos aquellos que ya lo saben.

El 15 de Agosto, durante la misa internacional de las 11 en la catedral de Nôtre Dame, la recepción de esta luz de Verdad será repartida alrededor del Mundo con la ayuda de todos aquellos que estén unidos con nosotros.

miércoles, 17 de julio de 2013

La Cruz Cósmica del 15 de agosto 2013: La abertura de la puerta de la Asuncion de la Tierra por el Espíritu de Verdad

La astrología espiritual reconoce tres niveles de unión interactiva de la energía cósmica que relacionan los doce signos del zodiaco. Se llaman la cruz móvil, la cruz fija y la cruz cardenal.

Las cruces son en primera instancia conjuntos astrológicos que provocan una intensificación de penetración  de la luz tachyonica (según  Régis et Brigitte Dutheil) en  los niveles más densos de la manifestación. Esta luz superluminosa estimula la iluminación de  la conciencia del ser humano  en  su evolución hacia su naturaleza divina. Esta luz  va casi instantánea, más rápida que la luz iónica de la ciencia física.  Es energía  de conciencia o de visión  que tiene siempre un impacto de información inteligente sobre el plano físico, a pesar de sus resistencias vibratorias. En este momento nuestra dificultad consiste en prever el periodo necesario para que los efectos sean visibles o se realicen en el plano de la manifestación,  aunque ya sean visibles en el plano superluminoso de un clarividente. Todo depende del nivel del impacto y del nivel de conciencia focalizados. Cuanto más amplia sea la interactividad astrológica, más rápidos y fuertes  serán sus efectos. Estas cruces se forman cíclicamente por medio de los planetas que transmiten las energías supra-estelares. Tienen un impacto por un tiempo zodiacal determinado hasta la manifestación de la cruz siguiente.

El Espíritu de Verdad

Funcionamos según los límites de nuestras percepciones. Es decir, nuestra comprensión está condicionada y limitada según que hemos aprendido a tocar, ver, escuchar y sentir el mundo. El condicionamiento es una consecuencia de la polarización de la vida y su necesidad de diferenciación para evolucionar y sobrevivir a si-mismo.  La polarización es necesaria para que haya manifestación. La manifestación es al origen de resistencias que son, la causa de nuestros condicionamientos pero también de la diferenciación de la Vida. El problema del ser humano es que se pierde en todo eso.
Lo que evocaba la necesidad de reglas, leyes, dogmas, conceptos y sistemas con el fin de no perderse en esto labirinto de condicionamientos y para probar a reconstruir el Espíritu de Verdad y las fuentes de vida que son su origen. Esto condicionamiento y diferenciación se han acentuado más con la generalización de la

sábado, 6 de julio de 2013

Las llaves del mundo nuevo

Una síntesis de los textos sobre coherencia, orden, belleza y unión.

El mundo nuevo estará fundamentado sobre cuatro llaves que forman un rombo o ventana. A través de la práctica “en conjunto” de estas llaves, tenemos acceso al mundo superluminoso de nuestra alma y del Espíritu de verdad que la focaliza. La bajada de este espíritu era anunciado por Jesús para estos tiempos por medio de cambios importantes que deben eliminar la ley de la separación y de exclusión que domina todavía nuestro mundo.
Forman la base del camino celestial, que Jesús llamaba el camino al Padre, el Principio Original del Universo porque permiten entrar en el estado de unión con Él. Este estado de unión es el estado de la conciencia divina de ser Cristo.
El esquema siguiente representa este rombo de llaves.  

Cada llave implica diferentes aspectos y cualidades que, cuando se aplican, ponen en marcha un movimiento multidimensional de involución y  evolución que unen nuestro corazón con nuestra alma y sus relaciones con las realidades del mundo holístico (el Todo). Esta unión es necesaria para la convergencia de la conciencia de los seres humanos en una unión más armoniosa, dinamizada por una interactividad pacificadora colectiva liberada en lugar de una lógica de conflictos y de guerra impuesta por falta de visión espiritual global.

jueves, 20 de junio de 2013

La belleza en el nuevo mundo

Que es la belleza ¿

Generalmente definimos “belleza” como  una noción abstracta o un concepto mental ligado a numerosos aspectos de la existencia humana. Se trata de una cualidad presente en una cosa, objeto o persona que produce un placer intenso a la mente, y proviene de manifestaciones sensoriales. Belleza seria entonces la identificación mental de efectos que tienen diferentes causas.

Pero,  para nosotros, belleza parece ser más que una noción mental que es o el resultado descriptivo de algo que en realidad escapa a toda fijación concreta. La esencia de belleza es el dinamismo interactivo de un proceso inteligente  que nos conduce hacia una realidad de unión superior en lo que nos encontramos dentro un  sentido de acuerdos más armoniosos, más perfectos y menos limitados. Un proceso  de unión es un proceso de síntesis.  

Entonces, es un potencial de la energía de amor y de sabiduría que, cuando se libera, nos procura una elevación al nacer en una dimensión más armoniosa reconocido par nuestro corazón. Es el propio de la fuerza de la energía de amor y de sabiduría del corazón.

Estamos aquí lejos de las tendencias actuales de sobrepujar más a los valores  financieros de objetos que a ellos que elevan la conciencia humana.

jueves, 21 de marzo de 2013

El nuevo orden

El nuevo orden es el la manifestación de una unión superior que la del viejo. Es  más perfecto por su coherencia, más armonioso por el comportamiento responsable de cada uno para crear consenso de orden, más libre por la belleza de la conexión interactiva de cada uno con el conjunto y  más evolutivo o dinámico  por el servicio creativo de cada uno a la expresión de sabiduría en la unión de las almas del conjunto.
Estará un reflejo de la aceleración de la capacidad mental del ser humano de romper con las estructuras fijas del pasado gracias al crecimiento de la capacidad supramental de su alma de comprender las divisiones del mundo de la manifestación y por eso sus imperfecciones. Esta capacidad supramental pertenece a la cuarta dimensión. Es fundado sobre los acuerdos posibles entre las tres dimensiones básicas de la manifestación quién  los da un conocimiento superior por el desarrollo  de su sentido intuitivo que revela una visión mas global o esférica.  

La caída de la civilización piramidal de Atlántida, al fin del era de León hay doce mil años, con sus castas cerrados de iniciados privilegiados que gobernaban la masa de manera exclusiva, significaba el principio de un proceso del despertar de ser humano como individuo y de una repartición de su poder de organizar la vida de manera inteligente. Seguía entonces un largo periodo de sombra para permitir al ser humano a descubrir su potencial. Es como la mente del ser humano dividía su espíritu de su cuerpo. Eso permitía que el mundo del espíritu, que estaba el privilegio  de los iniciados, se repartía y venia progresivamente accesible a todos. Al nivel más científico estaba un crisis provocado por los cambios de las condiciones o del horizonte de la vida (glaciación, desaparición de partes de continentes) que se explicaba recientemente por la teoría del desdoblamiento del tiempo.

El camino de la coherencia:

Las reglas para los guías y servidores del mundo: parte 1


Aquí están los 7 niveles hacia la coherencia que siguen como las distintas envolturas de nuestro cuerpo. Dedujimos de estos niveles 7 reglas de conducta hacia la coherencia. Es una elaboración de lo que se trató parcialmente como tema en las últimas conferencias en el mes de enero de 2013 en España (País Vasco y Cataluña). Hemos complementado con las ideas para la formación de los nuevos guías de la humanidad, que tenemos como proyecto.
Estos 7 niveles tienen una relación con los 7 centros (lámparas) de energía en nuestro cuerpo con los cuales se conectan 7 esferas o envolturas energéticas de naturaleza vibratoria diferente.
Los 4 primeros niveles se refieren a nuestro comportamiento más concreto y más directo y expresan en qué nivel somos capaces de realizar nuestra coherencia en la materia (y nuestro cuerpo) que dirigimos (nivel 1, coxis, base, conocimientos y manipulación de las energías), la sensibilidad que tenemos hacia los cambios de las condiciones de la vida en el tiempo (nivel 2, sacro, atracción, repulsión, pasiones y retenciones o miedos), la fuerza e inteligencia que son capaces de expresar (nivel 3, plexo, estructuración mental de la información) y por fin del sentido o la inteligencia de estructuración que tenemos para unir todas estas capacidades en un acuerdo de armonía (nivel 4, corazón, visión espirituales).
El cuarto nivel es en realidad el primer nivel de la coherencia espiritual. Es el intermediario o el mediador de la unión entre los 3 niveles superiores y los 3 niveles inferiores.
Los 3 niveles superiores son más abstractos y más universales y dan a los 3 primeros niveles valores más universales. Son respectivamente: el nivel 5 del causal (garganta), el nivel 6 afectivo o relacional (centro cabeza) y el nivel 7 divino o creativo de la coherencia global (centro coronal). Hay una relación muy significativa entre los pares opuestos de los niveles 1 (coxis en nuestro cuerpo) y 7 (corona de la cabeza), 2 (sacro) y 6 (centro interior de la cabeza) y 3  (plexo) y 5 (garganta) por medio del nivel 4 (el corazón en nuestro cuerpo). Sus normas de coherencia son complementarias.  En el nivel 7, también llamado “átmico”, todos los demás niveles convergen. Según su unión en conciencia, fusionan con el nivel (8) absoluto e infinito del alma, para recibir con fuerza el soplo de la vida (atma - adem/adam).  
Nota: Estas relaciones de pares opuestos o complementarios forman 3 veces la cifra 8 (o el símbolo del movimiento trinitario de la perfección sin fin). A su vez, forman juntas con el intermediario del nivel 4, el aspecto pluridimensional del número 12 (o los 4 niveles vivos en su triple manifestación a través de 12 arquetipos de conciencia o familias de conciencia). Al mismo tiempo la realización de la unión de las 3 veces 8 al 24 indica la unión entre cuerpo (tierra) y espíritu (cielo) en torno al del 4, el corazón (sol o espíritu) central que es la manifestación material del alma en forma de un superátomo.

El camino de la coherencia

Las reglas para los guías y servidores del mundo: parte 2

5.    El quinto nivel corresponde a la dimensión etérica de la interactividad entre causa y efecto.
La interactividad de los diferentes elementos y niveles del universo crea coincidencias o acuerdos energéticos que causan la manifestación.
Nada puede manifestarse sin “coincidencias”. Como escapan a menudo a nuestro entendimiento, nos causan confusiones o los asimilamos con “azar” o “fatalidades”.

Nota: empleamos aquí el término “coincidencia” en su sentido básico: como energías de la misma naturaleza que se encuentran o coinciden para formar una manifestación. De allí se deduce la manifestación de fenómenos que se parecen pero que no son idénticos. Pueden conducirnos en el error o, ignorando sus causas, los interpretamos como casualidades incontrolables.

domingo, 10 de febrero de 2013

El sendero de la coherencia:

El nuevo paradigma actúa la ley universal del amor, que la humanidad recibía hay dos mil años, en términos adaptados para la era del acuario. Se puede sintetizar en estas palabras:
relaciones justas con uno-mismo, el entorno y el otro
En otras palabras quiere decir: tratar al otro como a ti mismo. Efectivamente el nuevo desafío es aprender situarnos en la armonía del grupo o el conjunto. Armonía y armonización están la concretización de la ley del amor universal para la nueva era. Quiere decir que las implicaciones de nuestro comportamiento han ganado tanto de importancia y impacto por el efecto de la masa que involucra no solamente a todos los elementos del planeta sino también a nivel cósmico. La vida individual por efecto de su peso como masa refiere de nuevo a la vida en grupo y a la necesidad de desarrollar la conciencia colectiva.
Surge en nuestra conciencia como una evidencia por el hecho que los valores del mundo viejo se pierden porque hemos separado las formas materiales de la vida en todos sus aspectos de su sentido, de su esencia o espíritu. Es decir hemos creado un mundo de apariencias donde hay un orden que controla a todo según reglas que deben separar el desorden (o la sombre) del orden (o la luz) garantizando así un ideal de unión. Pero se constata que siempre hacen falta más reglas, que causan más división y más falta de sentido de coherencia. Es la crisis.  

las 10 dimensiones del universo

las 10 dimensiones del universo
Representación científica de la copa du Grial con las líneas que forman las cuerdas de síntesis o la fusión interactiva de toda creación

El camino al Padre-Madre de la Gran Vida

El hombre, al pensar en cosas mundanas, toma afición en ellas

El ser espiritual, al pensar en cosas celestes, supera a los límites de sus sentidos humanos para entrar en su naturaleza divina

De la afición del hombre nace el apego

De la liberación del ser humano divino nace el desapego frente las pasiones de las relaciones humanas

Del apego nace la codicia

De las justas relaciones con uno mismo, los demás y el entorno nace la gracia

De codicia nace la ira

De la gracia nace la paz interna y externa

De la ira, productora de decepción, nace la angustia

De la paz, productora de satisfacción, nace la alegría y de esta su madre: nuestra asunción espiritual

La depresión confunde la memoria, destruyendo la razón

La asunción espiritual aclara nuestra memoria por encima de la muerte, instruyéndonos en la síntesis de todos los talentos en el Principio de unión de nuestro Padre Divino: la extra-lucidez del oír, del sentir, del ver, del elegir y del discernir. Son las bases de la creación y de nuestra creatividad.

Unen nuestras pequeñas mentes con el entendimiento del amor inmenso que anima nuestro corazón con la luz del Espíritu-Madre de toda la sabiduría del Padre. Manteniendo está luz focalizada, nuestra alma se eleva hacia el Principio Padre-Madre Creador para despertarnos en la Luz de Cristo-Buda, que hace de nosotros hijos e hijas, manifestaciones de experiencias vivas de esta esta triple unión divina como, hermanos y hermanos divinos.

La estrella de Pascua

A ver en el blog de la escuela universal de la vida: La estrella de Pascua

Los chakras de la Tierra