translation

La puerta de Shamballah (el corazón: la habitación de Dios)


Blog para promover un movimiento interactivo en el marco del trabajo de síntesis, presentado como Pangeosis.
El trabajo de síntesis se concibe para liberar la conciencia
colectiva. Se basa en el conocimiento y el control de la energía universal.
Se refiere a cada ser humano y a su responsabilidad.
Recurre especialmente a los líderes: políticas, sociales, económicos, profesionales, científicos, educativos y sanitarios y espirituales y religiosos.

Charlas-talleres-conferencias-armonizaciones

Convivencia de Pascua en abril: Almenara de Tormes (Salamanca)

en la casa de formación de los misioneros de la providencia

organización: Iñaki Mendizabal/Irun.

A consultar

En el blog de la escuela universal de la vida:

2016 A la puerta de la Gran Transición

sábado, 24 de agosto de 2013

Fiesta de la Asunción del 15 de agosto de 2013

Antes de salir hacia París me han llegado estas reflexiones:


Trabajando en mi jardín estos últimos días, éste me hablaba como un libro abierto para revelarme lo que pasa en el mundo actual y la dirección a tomar. Me doy cuenta que todo el recorrido de mi vida se dirige hacia la liberación de esta dirección. Lo que implica la revelación del plan divino al mundo, como lo he hecho a los que han subido conmigo al monte sobre el Balneario de la Virgen de Jaraba (Aragón), por las mañanas de nuestra estancia a comienzos del mes de agosto, para mirar la salida del sol y la información que transmite su luz.


Hay muchos hechos positivos que pasan en nuestro bello planeta. Se construye todo tipo de comunicación rápida, bellos teatros, hermosas iglesias y super mezquitas que cuestan fortunas pero que a menudo sólo enriquecen a una minoría y nunca a los pobres. Es un mundo donde la belleza exterior se asemeja a menudo a sepulcros blanqueados (Mateo, 23). Es un mundo dirigido hacia las élites, estrellas de todo tipo que hacen soñar con sus logros o sus promesas poco reflexionadas sin tener en cuenta a la gente. Además este mundo provoca tanta destrucción e injusticia a causa de la mirada incoherente y falsa sobre las necesidades reales de cada uno de los seres humanos. Esta mirada está fijada de tal manera en el orden establecido que se critica a aquellos que quieren remediarlo. ¡La verdad molesta !

Esta incoherencia atañe a todos los ámbitos de la vida, tanto en el orden material como en el espiritual, y además están profundamente separados y desgarrados entre ellos. Esta incoherencia tiene su origen en la falta de visión sobre el conjunto y la toma de la distancia justa que permita la expresión de relaciones justas. En este contexto de división, ¿quién puede pretender conocer el diseño divino ?

O bien es el impacto concreto del mundo material el que domina, o bien es el sueño abstracto del mundo espiritual. Su punto en común es que sus fuerzas están cristalizadas en protocolos y reglas que deberían garantizar un orden más justo. Por lo tanto, a menudo se contradicen, complican la vida y a menudo tienen el efecto de eliminar la responsabilidad, de excluir aquello que no esté según las normas impuestas y crear una atmósfera axfisiante de injusticia y dependencia.

Felizmente, cuando la necesidad y las crisis están en su punto de mayor tensión de polarización, se crea un punto crítico en medio de una polarización alternativa formando de esta manera una cruz para crear una nueva apertura que permita entrar una nueva luz de unión más allá de las polarizaciones existentes. Es una de las leyes de la creación cíclica del universo. Se trata de un periodo donde se refuerzan las coincidencias para facilitar el descenso de la luz de un Espíritu Nuevo.

En nuestros días, es la luz del Espíritu de Verdad Quien desciende (tal como ha sido anunciado y profetizado por todo el mundo). Es un aspecto del Espíritu Santo o Único, Omnipresente. Desciende para iluminar la situación del desafío de supervivencia en el que se encuentra la humanidad en este momento y que le empuja a tomar una decición sobre su destino. Es así como un rayo toca la cúpula de la Basílica de San Pedro en Roma después del anuncio de la decisión de la renuncia del Papa Benedicto XVI, sintiéndose demasiado débil frente a la división del mundo que se refleja en el interior de la Iglesia. Es como una confirmación celeste de la incapacidad del orden establecido de salir de su división en la luz de un Espíritu Usado. El descenso de la nueva luz se confirmará con la elección del Papa Francisco, más allá de la división de los Cardenales. Un nuevo Espíritu se anuncia en el que la Verdad puede desagrada a mucha gente. 

Alrededor del 15 de agosto, la tierra entra en la configuración de un cruz cardinal celeste que se une a una cruz cósmica permanente (indicada en la Gran Invocación). Debería tener como efecto una especie de asunción luminosa iluminando los espíritus más avanzados y preparados para comprender la voluntad y los sentidos del plan divino para la tierra. Debería reforzar la nueva apertura espiritual hacia una unión fraternal del ser humano con El Principio Creador de sus Orígenes (El Padre). Todo ello se sitúa en el cuadro de los cambios cósmicos que hemos reconocido desde 1989 y que tocan cada vez más el clima de la tierra y su entorno lunar (el sentido de la Virgen con sus pies sobre la luna creciente). Está elaborado sobre el plan del mundo superluminoso y aceptado como mejor solución para facilitar la transición de nuestra visión sobre el mundo celeste y terrestre y sus relaciones encaminadas hacia una mayor justicia y armonía.

Se trata del fuego purificador del Espíritu Santo quien se manifiesta con la intensificación de la luz solar y el brillo de los planetas y que alcanzará a todos los niveles de manifestación, de lo más sutil a lo más denso y material. Quemará las resistencias e incomodará a aquellos que se resistan con mano de hierro (la imagen de la espada cósmica). Remediará la falta de compasión y perdón allí donde sea necesario. Aportará consuelo y redención. Estimulará las fuerzas positivas y las reunirá por encima de toda convicción u orden humano particular,  ya sea espiritual u otro. Hará brillar la verdad por la espada de la comprensión que cortará el engaño, la manipulación y la injusticia. Se manifestará como un dragón de muchas cabezas. Cuanto más se trate de hacerle callar cortándole una cabeza, habrá más cabezas que aparezcan para mostrar la luz de la verdad. Este Espíritu aviva la luz, escondida como una fuerza de la naturaleza divina en cada ser vivo. Esta luz se encenderá irresistiblemente para formar una masa crítica que testimoniará una nueva unión fraternal y solidaria. Será la levadura del despertar de la consciencia colectiva que creará un mundo nuevo con un orden nuevo donde reinará el Espíritu de Verdad.

Para aceptar esta asunción de la madre Tierra, el día de la fiesta de la Asunción del Espíritu Madre Celeste, vamos a París en nombre de todos aquellos que ya lo saben.

El 15 de Agosto, durante la misa internacional de las 11 en la catedral de Nôtre Dame, la recepción de esta luz de Verdad será repartida alrededor del Mundo con la ayuda de todos aquellos que estén unidos con nosotros.

No hay comentarios:

las 10 dimensiones del universo

las 10 dimensiones del universo
Representación científica de la copa du Grial con las líneas que forman las cuerdas de síntesis o la fusión interactiva de toda creación

El camino al Padre-Madre de la Gran Vida

El hombre, al pensar en cosas mundanas, toma afición en ellas

El ser espiritual, al pensar en cosas celestes, supera a los límites de sus sentidos humanos para entrar en su naturaleza divina

De la afición del hombre nace el apego

De la liberación del ser humano divino nace el desapego frente las pasiones de las relaciones humanas

Del apego nace la codicia

De las justas relaciones con uno mismo, los demás y el entorno nace la gracia

De codicia nace la ira

De la gracia nace la paz interna y externa

De la ira, productora de decepción, nace la angustia

De la paz, productora de satisfacción, nace la alegría y de esta su madre: nuestra asunción espiritual

La depresión confunde la memoria, destruyendo la razón

La asunción espiritual aclara nuestra memoria por encima de la muerte, instruyéndonos en la síntesis de todos los talentos en el Principio de unión de nuestro Padre Divino: la extra-lucidez del oír, del sentir, del ver, del elegir y del discernir. Son las bases de la creación y de nuestra creatividad.

Unen nuestras pequeñas mentes con el entendimiento del amor inmenso que anima nuestro corazón con la luz del Espíritu-Madre de toda la sabiduría del Padre. Manteniendo está luz focalizada, nuestra alma se eleva hacia el Principio Padre-Madre Creador para despertarnos en la Luz de Cristo-Buda, que hace de nosotros hijos e hijas, manifestaciones de experiencias vivas de esta esta triple unión divina como, hermanos y hermanos divinos.

La estrella de Pascua

A ver en el blog de la escuela universal de la vida: La estrella de Pascua

Los chakras de la Tierra