translation

La puerta de Shamballah (el corazón: la habitación de Dios)


Blog para promover un movimiento interactivo en el marco del trabajo de síntesis, presentado como Pangeosis.
El trabajo de síntesis se concibe para liberar la conciencia
colectiva. Se basa en el conocimiento y el control de la energía universal.
Se refiere a cada ser humano y a su responsabilidad.
Recurre especialmente a los líderes: políticas, sociales, económicos, profesionales, científicos, educativos y sanitarios y espirituales y religiosos.

Charlas-talleres-conferencias-armonizaciones

Convivencia de Pascua en abril: Almenara de Tormes (Salamanca)

en la casa de formación de los misioneros de la providencia

organización: Iñaki Mendizabal/Irun.

A consultar

En el blog de la escuela universal de la vida:

2016 A la puerta de la Gran Transición

sábado, 24 de agosto de 2013

A la luz del 15 de agosto de 2013

Estas son noticias de nuestro paso por París alrededor de la fiesta de la Asunción el día 15 de agosto 2013, como ya se anunció en el mensaje anterior.
La víspera del 15 de agosto, a la puesta de sol sobre el río Sena, nuestra atención fue atraída por la imagen de una cigüeña, el pájaro del anuncio en el cielo. Hacía pensar en una pintura que está en casa, regalada por una amiga. Cigüeña viene de este - oigne (lo que se une, se junta, coincide) en nuestro caso, lo que une el cielo con la tierra o el espíritu con el cuerpo. Como ya se anunció, el tiempo del mundo superluminoso coincidirá cada vez más con el tiempo subluminoso de la tierra.

El 15 de agosto, llegamos un poco después de las 8 de la mañana a las cercanías de la Catedral de Notre Dame. Todavía hay poca gente. Así, cada uno tomamos un café junto a la esquina, lo que nos cobran  11,80 € (sin pago de los servicios). Es un ejemplo del mundo bajo el yugo de la oscuridad de la explotación materialista.
En poco tiempo la plaza frente a la Catedral se llenó. Entonces, decidimos asistir a la misa Gregoriana de las 9 y no esperar hasta las 11. Un lugar, bastante adelante, nos permitió asistir a la celebración. La gente asistió con algún fervor, pero realmente no sentimos un espíritu de alegría, ni interactividad real, sino más bien un mecanismo de costumbres, muy perfeccionado. Oímos palabras, llenas de ideas elevadas, pero parecían permanecer flotando en el aire sin poder descender y aterrizar en los corazones de cada uno.
Después de esta primera misa, conseguíamos avanzar algunas filas. Una señora con un sombrero grande, que permanecía de pie girando en todas las direcciones, toda vestida de blanco bloqueaba el paso, así que nos tuvimos que sentar uno detrás del otro. Nos hacía pensar en los sepulcros blanqueados a los que Jesús se refirió para mostrar este mundo con sus apariencias espirituales (Mateo 23). De repente, entendí que nos alineamos en paralelo con la nave del edificio, en el límite de la travesía del crucero, sobre el que se encuentra la flecha central de la catedral. Me sentí, como colocado sobre el nervio parasimpático a la altura  del diafragma del cuerpo humano, justo en el lugar imaginado anteriormente. Es en esta zona del diafragma donde nuestro cuerpo debe abrirse hacia el corazón. Por lo tanto nos pondríamos a funcionar como pasadores de la Energía de la Verdad, que debiera centrarse en estos momentos en este lugar, tal como habíamos planeado y explicado en el mensaje anterior.
Para localizarnos: pequeño círculo amarillo
 
Luego seguimos la misa internacional de las 11, transmitida por Eurovisión (lo que ignorábamos antes). Feliz coincidencia de la obra del espíritu de luz!
A la entrada de la procesión, nuestra atención fue atrapada por la cara de Cardenal André XXIII (uno de 23 arzobispos de France/23=23) y  los movimientos sin fuerza de sus manos que bendecían a la muchedumbre. Experimentábamos un determinado malestar o quizá ansiedad. Qué contraste para este día de celebración de 850 años de este alto lugar espiritual. Sentíamos la gravedad de estos momentos como el reflejo de un mundo, situado sobre un punto crítico y explosivo. Sentimos profundamente este mundo dividido entre materia y espíritu, entre aspiración y frustración en la realidad, entre visión espiritual y su concretización alterada en los actos. ¿Es el peso de esta crisis, la angustia por lo incontrolable o incluso la desesperación que la Luz de la Verdad nos hacía ver?
Afortunadamente, las palabras que seguían eran más directas y mejor adaptadas a las circunstancias. Debieron tener también más impacto. Las palabras de la voluntad del plan divino: el servicio y la solidaridad sonaron bien, pero se encapsulaban aún estas ideas en el peso obnubilado de un orden que parece sobrepasado por su incoherencia, su complejidad, sus fijaciones de visión, y sus divisiones en cuadros de exclusividades para juzgar los seres y sus bienes en más o menos válidos. Resumidamente, todo parecía demasiado lejos todavía del corazón para que esta información del Espíritu de Luz haya podido realmente entrar en el corazón de cada uno y crear el efecto de transformación deseado.
Incluso el coro de la maestría de la Catedral, a pesar de la calidad de sus canciones, parecía demasiado reducido para ser capaz para poner remedio frente a ello. Finalmente era la fuerza "impresionante " de los cantos de la muchedumbre que superó más alegremente al ambiente un poco morboso de la celebración. Esta fuerza nos ayudaba a unirnos con tantos amigos que habían prometido, según su situación en el momento, compartir con nosotros estos momentos para difundir la Luz de la Verdad anunciada en todo el mundo. Coincidencia: seguramente han contribuido las cámaras de France 2.
¿No es la falta de nuestra coherencia interior y exterior, la carencia de un orden siempre nuevo,  más libre, inventivo y evolutivo, la falta de belleza de expresiones cuyas vibraciones nos hacen vibrar el corazón y el alma y quienes nos abren la visión y nos acercan el uno al otro, y finalmente, esta falta de unión real solidaria, lo que impide ver el plan de Asunción de la tierra que está entrando, ahora, en una fase crítica y decisiva?
La voluntad del plan divino en  concreto es la creación de un mundo nuevo, más justo (igualdad), más responsable y por lo tanto, más libre, en servicio mutuo (la fuerza fraternal de solidaridad que crea la unión) más allá de las barreras artificiales creadas por los seres humanos y sus instituciones compartimentadas. La voluntad del plan divino es la aparición de un ser humano con una conciencia nueva, constantemente conectado con el mundo superluminoso de su alma divina, que irradia la verdadera  luz de amor-sabiduría de su espíritu en la vida concreta del corazón, en colaboración con la mente que ya no obstruye y limita.
Según este propósito se convierte en un ser solidario que, a través de la fuerza de su servicio para el bien de todos y la solidaridad de su corazón, aspira a su prójimo en un movimiento colectivo de asunción que despierta una nueva conciencia espiritual colectiva. Estimula la transformación positiva de la vida planetaria con su elevación espiritual lo que permitirá a la humanidad sobrevivir.
Varias imágenes e ideas han surgido durante las lecturas. La perfección del plan había previsto que la primera lectura fuera tomada del libro del Apocalipsis de San Juan (11, 9; 12:1 - 6a)
La iglesia me venía como una mujer torturada por los dolores de parto de un nuevo ser humano. Pero el viejo mundo quiere devorarlo como un dragón. Su luz roja es la de las fuerzas brutas del vientre  humano y su consumo materialista y pasional (la puerta del mal) que no quiere la asunción de la tierra a la luz del plan divino que ignora. Es la fuerza de la inconsciencia, de las fuerzas incontroladas por su división y así el origen del mal. Vi su contrapartida como un dragón blanco que se presenta como la luz de la verdad del que hablábamos en el mensaje anterior. Pero, empujando a la transformación del mundo, mediante la aplicación de los mismos defectos de visión, conduce el despertar de la nueva espiritualidad a la oscuridad de la misma división del mundo viejo. Sin embargo, está la verdadera espiritualidad del Espíritu de Verdad, que sintetiza y despierta el ser superluminoso, el ser humano nuevo. Ve, más allá de las divisiones del mundo, los planes y la voluntad de Dios. Está escrito: lo hará con el cetro de hierro. Su significado depende del nivel de conciencia realizada. Para nuestro mundo el hierro simboliza una fuerza dura, oscura, impura e incluso diabólica. ¡Qué contradicción con el espíritu del ser nuevo! Pero el hierro también tiene un significado sagrado. Y esta ambivalencia es sólo el desafío de estos tiempos de la nueva reunión del espíritu con la materia.
El hierro a nivel vibratorio del corazón iluminado es la potencia de justicia que da a todos y cada uno lo que necesitan. Es pues un potencial que vuelve a poner el ser humano en armonía con el medio ambiente mundial y en consecuencia también con el celestial y divino. El lenguaje del nuevo ser humano, por tanto, es un lenguaje de amor, de sabiduría, de compasión y de perdón. Incluye los valores humanos que son por su naturaleza universal y divina: la bondad que por su servicio crea en igualdad la abundancia compartida para todos; la potencia de la suavidad que crea la libertad con relaciones de convivencia justa con sí mismo, el entorno y lo demás; el retraso justo que garantice la paz mediante la unión por medio de la colaboración entre las fuerzas fraternales; la armonía que conecta a todos en una visión global de comunicación solidaria ; la verdad que es la expresión creativa de la autenticidad divina de los talentos de la naturaleza humana; el amor incondicional que desacondiciona las tensiones entre las diferencias y las limitaciones de la visión humana; la sabiduría que libera al ser humano de cualquier sumisión que impide vivir su vida en la alegría como una verdadera celebración.
El espíritu del Principio Original de la creación ha previsto en sus planes que el significado de la lengua de los seres humanos se una un día simplemente con el significado de los sonidos originales. Tenemos en cuenta que la palabra “potencia” en este contexto indica la capacidad de reorientar las acciones y conductas de los otros hacia relaciones más respetuosas mediante la actitud justa. Por lo tanto su significado no está reducido a la capacidad de imponer un poder y por lo tanto de oprimir.
Es en la conciencia de este sentido de unión respetuosa como el ser humano se convierte en Cristo, un ser divino crist-allisado. La palabra crist-allisado indica la Alianza fraternal con su naturaleza divina. Es un estado en cual el ser humano refleja con toda transparencia su unión con su Verdad Original.(= su-ve-o o savio, sabio, santo o verse y mostrarse en armonía con su naturaleza profunda). Este es un proceso que todavía no está totalmente revelado a los seres humanos. Se llama el camino al Padre del que hablaba Jesús.
La segunda lectura de San Pablo a los Corintios (15, 20 - 27A) dijo que la muerte había venido con un hombre y que es con un hombre como también  viene la resurrección. Este texto confirma el primero. Se trata de conectar de nuevo el mundo superluminoso del Espíritu con las tinieblas de la inconsciencia humana. En este sentido estamos trabajando en el libro: la Continuidad de la vida más allá de la muerte-enseñanza sobre la encarnación del Espíritu de la Inmortalidad. La visión de síntesis nos enseñará que la noción de la reencarnación no puede verse únicamente desde del punto de vista individual. También es falsa la identificación con el signo zodiacal. Todo está presente en todo y todos, pero no se expresa o se encarna con la misma intensidad de conciencia. Todos somos parte de la realización del Espíritu Creador, único, infinito, irreductible de  amor y de sabiduría. Esta realización, o el desarrollo de su plan, es más complejo, interactivo y jerarquizado que cualquier teoría o especulación humana haya imaginado hasta ahora. Nuestro trabajo debe abrir lo que podría llamarse la puerta de las estrellas hacia la resurrección o del despertar del Cristo, como Buda, dentro de nosotros. Incluye el principio de nuestra encarnación continua, sea cuál sea nuestro nivel de consciencia realizada.
El propósito de la creación es manifestar experiencias sin fin del Principio Creador. Nuestro objetivo es, por tanto, no disociarnos de la continuidad de su creación, incluida la tierra que forma parte de ella.
Finalmente el texto del Evangelio, nos comparan la visita de María a su sobrina Elisabeth, con nuestra visita a Notre Dame de París. ¿Había un sobresalto? ¿Lo qué nos ha marcado es el momento en que la gente ha dado el beso de la paz. Algo se rompió y empezaba a moverse. Esto se intensificaba con la comunión. Tuve la impresión de que había de repente más luz, que los arcos de la catedral se volvían más ligeros y el techo se volvía claro y transparente como el aire.
Al día siguiente, cuando regresábamos  en tren, vemos en el cielo la imagen de una ballena pequeña sin cola, boca abierta, atrapando unos restos (o poco tiempo) de las profecías anunciadas. De vuelta a la casa los telediarios  parecían poner aún más la luz sobre el resto del mundo en crisis y las elecciones trágicas que se hacen debido a la falta de visión global y solidaria en el mundo. El orden establecido prefiere hacer la vista gorda. La verdad molesta y asusta. Con compasión nos fijamos en todo esto con la esperanza de que la Luz de Verdad despierte a tiempo, suficientes espíritus para evitar desastres irreversibles, cuya gravedad dependerá de la elección que haga la humanidad sobre su destino.
Las señales se harán cada vez más claras, ahora que también el cielo tiembla y que los ejes de diferentes astros van cambiando. Las fuerzas celestiales van a sacudirse. Todo es interactivo y funciona como hologramas y efectos inesperados y radicales  se acercan con la fuerza múltiple de un dragón cósmico.
Nuestra única solución es: compartir, convivir, colaborar y comunicarse en un espíritu de igualdad, libertad y fraternidad solidaria, más allá de todas nuestras convicciones individuales, demasiado limitadas para hacer frente a un mundo que nos paraliza con su división materialista y que se autodestruye mediante su visión supuestamente espiritual, pero que esconde intereses egocéntricos de dominación, progreso elitista y selección artificial. ¡Con qué derecho juzgamos a los otros (el papa Francisco I) en vez de juzgarnos nosotros mismos!
El momento es grave, pero la luz es fuerte como la del sol actual. Tal vez es demasiado fuerte para que el mundo pueda aceptar esto, pero definitivamente ya ha comenzado el tiempo de iluminación multidimensional y nada se escapará, aunque se resista o pueda ocultarse. "Que la Verdad estalle en todo y todos' es la voluntad del plan divino para estos tiempos nuevos que comienzan a ver su Luz.
¡Gracias a todos los que están y permanecen unidos con nosotros!





1 comentario:

porfin he despertado dijo...

La vida se nos ha concedido para poder convertirla en un acto de Amor.
La oscuridad hace resaltar la belleza de las almas, el fondo sombrio de los disgustos y amarguras padecidas hace resaltar la esencia humana y eleva las virtudes del alma, y ahora en este tiempo de tantas sombras y amenazas es cuando todos vamos a ir descubriendo la verdadera esencia de nuestros corazones,pero antes de unirnos fraternalmente hemos de buscar primero dentro de nosotros y encontrarnos con nuestra Alma, para así comprender primero la total unidad con el uno, el todo.
El es espirítu y solo puede ser poseido por el espíritu.
Las estrellas sólo pueden brotar de la oscuridad más absoluta, y es desde esa oscuridad donde vamos a encontrar el camino de la Verdad, una verdad captada, por muy pequeña que nos parezca, es un buen comienzo para ir conociendo a Dios de manera firme y segura.
Todas las verdades son manifestaciones del ser supremo que amamos y servimos.
Cuanto más viva es la fantasia, cuanto más aguda y rápida es la percepción, es más firme y más plena la posesión de la verdad.
Nuestras voluntades están bien encaminadas solo tenemos que comprender la relación de todas las cosas con el absoluto y que el camino que nos conduce a él es el ancho camino del universo, y que, sin importar donde nos hayemos o hacia donde van nuestros corazones, nuestro primer paso va a ser un paso hacia Dios.
Hasta ahora no sabiamos leer las indicaciones que él habia puesto a lo largo de nuestros caminos, ignorabamos que todas las criaturas, desde la más diminuta brizna de hierba hasta las grandiosas esferas del universo, son índices que señalan a Dios.
Yo acabo de despertar a esta consciencia y también veo a muchos despertar conmigo.
Y mi esperanza es que podamos realmente ser y sentir que todos somos uno con el Todo.
Esta es la perspectiva de mi verdad y he sentido que quería compartirla con vosotros y unirme así también a la vuestra.

las 10 dimensiones del universo

las 10 dimensiones del universo
Representación científica de la copa du Grial con las líneas que forman las cuerdas de síntesis o la fusión interactiva de toda creación

El camino al Padre-Madre de la Gran Vida

El hombre, al pensar en cosas mundanas, toma afición en ellas

El ser espiritual, al pensar en cosas celestes, supera a los límites de sus sentidos humanos para entrar en su naturaleza divina

De la afición del hombre nace el apego

De la liberación del ser humano divino nace el desapego frente las pasiones de las relaciones humanas

Del apego nace la codicia

De las justas relaciones con uno mismo, los demás y el entorno nace la gracia

De codicia nace la ira

De la gracia nace la paz interna y externa

De la ira, productora de decepción, nace la angustia

De la paz, productora de satisfacción, nace la alegría y de esta su madre: nuestra asunción espiritual

La depresión confunde la memoria, destruyendo la razón

La asunción espiritual aclara nuestra memoria por encima de la muerte, instruyéndonos en la síntesis de todos los talentos en el Principio de unión de nuestro Padre Divino: la extra-lucidez del oír, del sentir, del ver, del elegir y del discernir. Son las bases de la creación y de nuestra creatividad.

Unen nuestras pequeñas mentes con el entendimiento del amor inmenso que anima nuestro corazón con la luz del Espíritu-Madre de toda la sabiduría del Padre. Manteniendo está luz focalizada, nuestra alma se eleva hacia el Principio Padre-Madre Creador para despertarnos en la Luz de Cristo-Buda, que hace de nosotros hijos e hijas, manifestaciones de experiencias vivas de esta esta triple unión divina como, hermanos y hermanos divinos.

La estrella de Pascua

A ver en el blog de la escuela universal de la vida: La estrella de Pascua

Los chakras de la Tierra