translation

La puerta de Shamballah (el corazón: la habitación de Dios)


Blog para promover un movimiento interactivo en el marco del trabajo de síntesis, presentado como Pangeosis.
El trabajo de síntesis se concibe para liberar la conciencia
colectiva. Se basa en el conocimiento y el control de la energía universal.
Se refiere a cada ser humano y a su responsabilidad.
Recurre especialmente a los líderes: políticas, sociales, económicos, profesionales, científicos, educativos y sanitarios y espirituales y religiosos.

Charlas-talleres-conferencias-armonizaciones

Convivencia de Pascua en abril: Almenara de Tormes (Salamanca)

en la casa de formación de los misioneros de la providencia

organización: Iñaki Mendizabal/Irun.

A consultar

En el blog de la escuela universal de la vida:

2016 A la puerta de la Gran Transición

domingo, 5 de marzo de 2017

El Merkabah de la tierra y su funcionamiento como red crístico-búdico:

El Merkabah con sus anillos es una red en construcción bajo el efecto de la subida de la conciencia de unión del ser humano con la humanidad entera. Es la red luminosa de solidaridad de la conciencia que estamos todos hermanos y hermanas, proviniendo del mismo arquetipo y del mismo Principio Creador. Nuestro reto común es de revelar su potencial a través nuestras relaciones. Nuestra investigación es pues un enfoque global a partir de este movimiento solidario de la humanidad hacia su conciencia de unión.
Se puede comparar la red energética-espiritual de la tierra con la red de nuestro cuerpo. Los anillos forman los grandes canales dorsales que conectan los 7 centros principales de nuestras energías, los chakras.  Entre ellos, hay, a diferentes niveles, redes locales  con subcentros, o nadis y subnadis, de energías. Tienen un vórtice de recepción y de emisión de ondas particulares como hay numerosos sobre la tierra. Con la evolución de la tierra, estos centros evolucionan de ventaja que los centros del cuerpo humano donde la evolución se desarrolla a bese de un arquetipo universal, más constante. El arquetipo planetario es más complejo. Conectado con el arquetipo humano, está también sometido a influencias de otros arquetipos del universo que deberían absorberse a medida de la evolución de la vida sobre la tierra. Hay también distintos niveles de vórtices o centros según el nivel de nuestro enfoque.
Así, hay la rejilla cristalina elaborada según las actividades electromagnéticas por los científicos rusos Goncharev, Makarov y Morozov (http://www.spirit-science.fr/doc_terre/grille2.html#mozTocId206360). La complejidad de las variaciones, causadas por la vivacidad energética de la tierra y los cambios de las relaciones entre sus distintos niveles, incluso extraterrestres, yendo de la física al espiritual, explica la cantidad de los centros mencionados por distintas fuentes de investigación. Estas variaciones explican también que viejos centros pueden perder de importancia y desaparecer incluso en favor de nuevos centros que se realizarían.
Un trabajo de síntesis debería poder aclarar cómo todo se imbrica en un sistema vivo y evolutivo a diferentes niveles de una realidad a la vez material y espiritual que revelará cada vez más la perfección de un plan que va aún más allá del entendimiento del ser humano actual.

El anillo crístico-búdico de luz espiritual, que une el vórtice al norte de la tierra con su contrario al sur, encima de Antártida (corresponde a la cumbre de la cabeza de la tierra (7 ° chakra), hace un giro completo por año del este al oeste, siguiendo los solsticios y equinoccios al ritmo del zodiaco. Al momento de los equinoccios se encuentra lateral de la tierra en relación del sol. A los momentos de los solsticios se encuentra en línea recta opuesto al sol.
Por la rotación de la tierra, todos los puntos de la tierra pasan una vez por día bajo este anillo. Así, transmite a cada uno las cualidades angélicas específicas según su nacimiento y sensibilidad como nos explica el Gran Libro de las Invocaciones y Exhortaciones  de Haziel. El anillo estimula no solamente el despertar de la conciencia crística individual, sino también la conciencia colectiva de la unión de toda la humanidad.
Del solsticio de invierno hasta el solsticio del verano, la luz solar está subiendo en la parte norte de la tierra y baja en la parte sur. En este periodo hay un crecimiento de energía de liberación y de evolución de la elevación de la vida en el tetraedro piramidal que tiene su cumbre al norte y su base entre el centro energético básico 1 sobre África (encima del lago Victoria), el contra-centro 3b del plexo (encima de Hong-Kong)  y el centro de 6 alta menor (o de síntesis de la cabeza) en América del Sur  (encima del lago Titicaca). La energía que entra estimula el anillo de la expresión de las nuevas energías por su impacto sobre la abertura del despertar y de la elevación de la conciencia humana.
Es al rededor el solsticio del verano, con la llena luna de junio, que la influencia de esta luz espiritual es la más fuerte sobre el anillo de armonización. Cruce de manera lo más intensa el punto lo más elevado del centro 4 del corazón de la tierra que corresponde con Força Real. Eso cuadra perfectamente  con el significado de la máxima influencia de las fuerzas de luz espiritual alrededor de las llenas lunas de mayo (Wesak, Visaka: autoconocimiento)  y de junio (Cristo: (Prakasatya o prakasha-satya: luz de verdad)sobre la conciencia de la humanidad.En mayo el anillo crístico-búdico parece cruzar la zona encima de Jerusalén en la energía de Gemelos o del reconocimiento y en junio encima de Força Real en la energía de Cáncer, que es la energía del despertar de la masa o de la conciencia colectiva.
Del solsticio de verano hasta el solsticio de invierno hay inversión del sistema. La luz del sol baja en el norte para intensificarse en el sur. En este periodo hay una intensificación profunda de integración y de involución de las energías. Pasan en el tetraedro piramidal desde su base invertida entre el centro 2 del fuego sagrado (encima del Mar de Banda), el centro 5 de expresión (encime del Golfo de Méjico) y el centro primario 3ª del plexo  (encima de Bagdad) en dirección del centro 7 encima de Antártida. Eso estimula el anillo de la integración de las nuevas energías por una interiorización de la conciencia hasta en la materia.
Hay entonces alternancia entre un ciclo de recepción y de integración o elevación espiritual de las energías de la tierra. Hay un paralelismo entre los anillos, el trópico del Cáncer, el trópico de Capricornio y el ecuador.
No obstante estas variaciones, la energía crística fluye siempre en los ambos sentidos de los tetraedros pero no de la misma intensidad direccional y con los mismos efectos sobre la conciencia humana. Pero todo movimiento tiene su efecto sobre el conjunto de la conciencia de la humanidad.

No hay comentarios:

las 10 dimensiones del universo

las 10 dimensiones del universo
Representación científica de la copa du Grial con las líneas que forman las cuerdas de síntesis o la fusión interactiva de toda creación

El camino al Padre-Madre de la Gran Vida

El hombre, al pensar en cosas mundanas, toma afición en ellas

El ser espiritual, al pensar en cosas celestes, supera a los límites de sus sentidos humanos para entrar en su naturaleza divina

De la afición del hombre nace el apego

De la liberación del ser humano divino nace el desapego frente las pasiones de las relaciones humanas

Del apego nace la codicia

De las justas relaciones con uno mismo, los demás y el entorno nace la gracia

De codicia nace la ira

De la gracia nace la paz interna y externa

De la ira, productora de decepción, nace la angustia

De la paz, productora de satisfacción, nace la alegría y de esta su madre: nuestra asunción espiritual

La depresión confunde la memoria, destruyendo la razón

La asunción espiritual aclara nuestra memoria por encima de la muerte, instruyéndonos en la síntesis de todos los talentos en el Principio de unión de nuestro Padre Divino: la extra-lucidez del oír, del sentir, del ver, del elegir y del discernir. Son las bases de la creación y de nuestra creatividad.

Unen nuestras pequeñas mentes con el entendimiento del amor inmenso que anima nuestro corazón con la luz del Espíritu-Madre de toda la sabiduría del Padre. Manteniendo está luz focalizada, nuestra alma se eleva hacia el Principio Padre-Madre Creador para despertarnos en la Luz de Cristo-Buda, que hace de nosotros hijos e hijas, manifestaciones de experiencias vivas de esta esta triple unión divina como, hermanos y hermanos divinos.

La estrella de Pascua

A ver en el blog de la escuela universal de la vida: La estrella de Pascua

Los chakras de la Tierra