translation

La puerta de Shamballah (el corazón: la habitación de Dios)


Blog para promover un movimiento interactivo en el marco del trabajo de síntesis, presentado como Pangeosis.
El trabajo de síntesis se concibe para liberar la conciencia
colectiva. Se basa en el conocimiento y el control de la energía universal.
Se refiere a cada ser humano y a su responsabilidad.
Recurre especialmente a los líderes: políticas, sociales, económicos, profesionales, científicos, educativos y sanitarios y espirituales y religiosos.

Charlas-talleres-conferencias-armonizaciones

Convivencia de Pascua en abril: Almenara de Tormes (Salamanca)

en la casa de formación de los misioneros de la providencia

organización: Iñaki Mendizabal/Irun.

A consultar

En el blog de la escuela universal de la vida:

2016 A la puerta de la Gran Transición

sábado, 25 de agosto de 2012

La reconstrucción del cuerpo del Instructor del Mundo :2ª parte



4. aspecto  armonía: o el trabajo propio del corazón. Lo propio del trabajo del corazón es la interactividad más allá de toda oposición o dualidad reabsorbiendo todas las tensiones y resistencias. El corazón no toma partido en el cuerpo, está al servicio de todo el cuerpo para su mayor bien. Si toma partido, se separa del resto. Es el infarto y la muerte.         
La humanidad se encuentra delante de la puerta de la iniciación de su corazón y su gran desafío es permitir la interactividad justa entre los pueblos, desde lo bajo hasta lo alto, más allá de las diferencias y divergencias poniendo fin a las leyes de separación y el dominio exclusivo que gobiernan el mundo hasta nuestros días.
El trabajo del corazón es un trabajo colectivo e incluye la iniciación colectiva, en grupo, lo que supone que las tres energías de luz, amor y poder estén unidas en un acuerdo perfecto, generando manifestación de la energía de la armonía que da la paz, o la esencia de la radiación del corazón. Se trata de la unión del aspecto instructor (vía y voz) del Padre, el aspecto receptivo y gestión (la vida) de la Madre y el aspecto de ensamblaje de horizontes diversos (la verdad) o la coordinación del hermano hacia el desconocido horizonte de una nueva solidaridad de naturaleza femenina (aspecto hermana de la fraternidad universal). Esta fraternidad formará la iglesia universal o la asamblea de humanos, llamados fuera de la separación con su naturaleza divina lo que conducirá a relaciones más justas y equitativas entre el hombre y la mujer. Este último aspecto de solidaridad puede ser representado por cualquier ser humano, el hombre y la mujer siendo iguales en el servicio al plan divino. Detrás de la igualdad del servicio se apunta la aceleración del proceso del andrógino físico del ser humano, previsto según el plan divino.
La manifestación del Instructor del Mundo supone pues el ensamblaje de estos cuatro aspectos bajo la forma de un cuarteto o cuatro vivientes de dos parejas (a imagen del trono del apocalipsis) como expresión de la nueva consciencia y de la nueva armonía que debe crear. El acuerdo vivo y creciente entre estos cuatro aspectos debe mostrar la vía de la liberación del individuo, sus bloqueos y efectos del karma (acción) individual y colectivo negativo. Esta liberación significa la apertura del corazón planetario en el centro de la fraternidad universal, llamada la Cruz de la Victoria, cerca del punto de referencia universal ForÇa Real, en el sur de Francia. Es este centro situado en el corazón planetario (ver el blog Pangeosis). Es el centro que expresará la unión de la nueva raza de seres humanos, evocada por la Gran Invocación. Da el acceso a la quinta dimensión o a la gran transición del ser humano hacia el mundo espiritual donde se libera del mundo causal ciego y comienza a comprender la naturaleza de la energía crística en él como principio Cocreador de su propia vida.

     La interactividad es la base del acuerdo de fraternidad de la nueva raza humana que se está formando en un triple acción de paz, luz y poder. Esto corresponde a los centros enunciados por la Gran Invocación que evoca la apertura del plan cósmico universal.
       
1.    La acción de la paz es actuar en el sentido de la conservación de la vida. Es el aspecto Madre de la Tierra y de la humanidad o Gaia (simboliza la tierra nutricia, de donde proviene la vida, es la base o el trono, aspecto Isis o la Virgen Negra del trono/Montserrat; aquí no se trata del aspecto de Madre celeste o la Virgen Blanca). Esta acción se traduce por la renuncia a actuar contra todo lo que pone la vida, y lo que contiene, en peligro. Es el trabajo del despertar de la consciencia ecológica en el sentido amplio hacia las fuentes nutricias de la vida. La humanidad todavía no comprende suficientemente que ha puesto su supervivencia en peligro. Muchos de sus miembros están amenazados directamente y un número importante, creciente cada día, es víctima directa o indirectamente. Cada ímpetu, cada choque debilita el conjunto del orden establecido y a cada miembro en particular. 
       
El sentido y la finalidad de la vida es simple: es sobrevivir a uno mismo respetándose a sí mismo como al prójimo. Lo que supone el espíritu de amor del corazón hacia todo lo que es débil, el espíritu de conservación de todo lo que está amenazado, y el espíritu de respeto por todo puesto que todo contiene una parte de la belleza y de la esencia de la Gran Vida y que todo está al servicio de la perfección del conjunto.   

Esta energía de amor está evocada en la Gran Invocación como el punto de amor en el corazón de Dios. Es la energía del corazón cuya esencia de expresión es la paz. También es como una semilla (chispa, llamada a convertirse en estrella) presenta en el corazón de cada ser humano y como punto de luz en cada cosa del universo. Hemos reconocido el acceso y la difusión de esta energía en el centro de energía libre en el cruce de las diagonales de la Osa Menor (Carro pequeño) bajo el nombre de PAU (en catalán paz) que abre hacia el plan cósmico universal y la energía calurosa de la paz de Cristo.   

2.    La acción de la luz es el trabajo que ilumina la armonía del conjunto y cada elemento en particular. Supone un trabajo continuo, intenso y progresivo de la mente en su perfeccionamiento. Con este perfeccionamiento los límites de sus horizontes conceptuales se abren y la mente humana puede recibir las informaciones de otras dimensiones y finalmente del conjunto multidimensional del universo con todos sus diferentes niveles de vida. La vida es efectivamente un conjunto multidimensional, único e indivisible, que nuestra mente, con sus límites de comprensión y de consciencia no realizada, separa en ilusiones independientes, aquello donde toda la creación es interdependiente puesto que es la fuente nutricia para todo.
El universo es un gran sueño divino con diferentes niveles cuyo conjunto forma la única realidad y verdad divina.

La acción de la luz es el aspecto educativo e instructivo de la vida. Es el aspecto Padre del Instructor del Mundo y el aspecto Padre en cada ser humano. La energía es portadora de informaciones inteligentes que se transforman en luz en las formas manifestadas. De esta manera, cada ser humano es instructor del otro según su consciencia realizada. La acción de la luz en estos tiempos es el tema crucial de la educación de los pueblos y de la masa inconsciente, indispensable para la supervivencia y la paz duradera en el planeta. Supone un papel más educativo de los responsables que un rol de poder. Justamente mediante el compartir del poder material y espiritual es como el ser humano puede desarrollar su capacidad de respuesta (responsabilidad) a las necesidades de la vida y comprender su servicio único a la armonía del conjunto. Cuantas personas no saben situarse en la sociedad puesto que todo se ha reducido a productividad y consumo material.    
La acción de la luz consiste en aproximar las conciencias y unir las divergencias dándoles su justo valor material y espiritual de servicio al conjunto. Esta acción es ayudada por la nueva energía que crea coincidencias crecientes entre la mente divina (o superluminosa) y la mente del ser humano. Este trabajo es el Gran desafío del Instructor del Mundo. Con la ayuda de la energía cósmica quiere atraer la consciencia en la Tierra hacia la consciencia cósmica universal. 

La energía de atracción de la luz, evocada por la Gran Invocación, es el punto de luz en la mente de Dios que guía la Tierra, con el fin de que la mente del hombre se alinee, converja y concuerde. Este punto se concentra en el punto de referencia del norte magnético actual: la estrella Polar o Polaris. Esta estrella está alineada con el centro de acción del poder, explicado anteriormente, con el centro de atracción cósmica universal, llamado Kalki (el aspecto Krishna o el nacimiento del Cristo en el ser humano). Este centro de energía libre se encuentra en el cruce de las diagonales de la Constelación de Pegaso y conecta nuestro universo con el Gran Atractor o el punto omega  (Teilhard de Chardin).

3.    La acción del poder es el trabajo de crear las condiciones que incitan a un comportamiento coherente en el conjunto. Se trata de una capacidad espiritual de crear armonía, y no la fuerza de un poder impuesto. El poder es la interpretación restrictiva, condicionada y humana del verdadero sentido de poder. El poder es la acción de coordinar (dar cor-azón) las diferencias, reuniéndolas alrededor de un nuevo horizonte común. Es mostrar el punto de unión de las divergencias en su justo valor de servicio en la perspectiva del plan divino. Lo que supone el reconocimiento y la exteriorización de una jerarquía espiritual, o los diferentes niveles de consciencia realizada, con la ayuda de una red de centros que son su reflejo.   

La acción del poder consiste en un trabajo de síntesis concreto, elaborando todas las técnicas que le son propias: sintonía en el compartir el espacio planetario, sincronía en la evolución de las condiciones de vida (convivencia), sinergia en la fuerza de colaboración para unir y solidaridad en la comunicación con el fin de crear una nueva visión, holística (sinopsis). Estas técnicas ayudarán en la elaboración de nuevas formas colectivas de simbiosis, la ciencia de síntesis que unirá todas las ciencias y les procurará sus cartas de nobleza y por fin nuevas formas de celebrar la unión de la vida (sinagogía) de manera creativa, directa y auténtica. 
  
La acción del poder es la voluntad del plan divino en lo concreto. Es la creación de una nueva sociedad humana, basada en relaciones más justas, auténticas y creativas. Es un trabajo que no puede ser disociado de la acción de la paz y la acción de la luz. Supone un amor y un respeto profundo para todo aquello que es diferente y un esfuerzo mental constante de corregir y abrir los conceptos mentales del ser humano hacia los conceptos del plan divino.

La energía del poder, evocada por la Gran Invocación, es el centro donde la voluntad de Dios es conocida y que los maestros conocen. Hemos reconocido el acceso y la difusión de esta energía en el centro de energía libre en el cruce de las diagonales de la Osa Mayor (gran carro) con el nombre de GRAU (palabra provenzal para indicar el canal entre un lago costero y el mar, también la materia gris de la mente) que se abre hacia el plan cósmico universal y la consciencia cósmica. La energía de poder es el aspecto Acuario del Instructor del Mundo, que debe hacer el enlace con las energías de la fuente con la ayuda del trabajo colectivo (aspecto Urano o cósmico de la Tierra /Urantia, maestra de Acuario) para canalizar estas energías.

No hay comentarios:

las 10 dimensiones del universo

las 10 dimensiones del universo
Representación científica de la copa du Grial con las líneas que forman las cuerdas de síntesis o la fusión interactiva de toda creación

El camino al Padre-Madre de la Gran Vida

El hombre, al pensar en cosas mundanas, toma afición en ellas

El ser espiritual, al pensar en cosas celestes, supera a los límites de sus sentidos humanos para entrar en su naturaleza divina

De la afición del hombre nace el apego

De la liberación del ser humano divino nace el desapego frente las pasiones de las relaciones humanas

Del apego nace la codicia

De las justas relaciones con uno mismo, los demás y el entorno nace la gracia

De codicia nace la ira

De la gracia nace la paz interna y externa

De la ira, productora de decepción, nace la angustia

De la paz, productora de satisfacción, nace la alegría y de esta su madre: nuestra asunción espiritual

La depresión confunde la memoria, destruyendo la razón

La asunción espiritual aclara nuestra memoria por encima de la muerte, instruyéndonos en la síntesis de todos los talentos en el Principio de unión de nuestro Padre Divino: la extra-lucidez del oír, del sentir, del ver, del elegir y del discernir. Son las bases de la creación y de nuestra creatividad.

Unen nuestras pequeñas mentes con el entendimiento del amor inmenso que anima nuestro corazón con la luz del Espíritu-Madre de toda la sabiduría del Padre. Manteniendo está luz focalizada, nuestra alma se eleva hacia el Principio Padre-Madre Creador para despertarnos en la Luz de Cristo-Buda, que hace de nosotros hijos e hijas, manifestaciones de experiencias vivas de esta esta triple unión divina como, hermanos y hermanos divinos.

La estrella de Pascua

A ver en el blog de la escuela universal de la vida: La estrella de Pascua

Los chakras de la Tierra