translation

La puerta de Shamballah (el corazón: la habitación de Dios)


Blog para promover un movimiento interactivo en el marco del trabajo de síntesis, presentado como Pangeosis.
El trabajo de síntesis se concibe para liberar la conciencia
colectiva. Se basa en el conocimiento y el control de la energía universal.
Se refiere a cada ser humano y a su responsabilidad.
Recurre especialmente a los líderes: políticas, sociales, económicos, profesionales, científicos, educativos y sanitarios y espirituales y religiosos.

Charlas-talleres-conferencias-armonizaciones

Convivencia de Pascua en abril: Almenara de Tormes (Salamanca)

en la casa de formación de los misioneros de la providencia

organización: Iñaki Mendizabal/Irun.

A consultar

En el blog de la escuela universal de la vida:

2016 A la puerta de la Gran Transición

lunes, 30 de marzo de 2015

La apertura del libro de la vida: la memoria Akashica


La imagen de Jesús, San Pedro; María Magdalena,  San Pedro y Santiago el Mayor

Vivimos el final de un ciclo. Es la hora de hacer una recapitulación para liberar la memoria (la base) necesaria para construir un nuevo ciclo.

Todo son ondas. Todas las imágenes o elementos manifestados de los ciclos pasados están más o menos guardados según la importancia de su interactividad material-espiritual. Son como los elementos básicos para preparar una nueva comida, más accesible y festiva que la ultima cena hace 2000 años. Hace falta entonces retirarlos de la reserva para juntarlos con los elementos nuevos y mezclar el todo con las nuevas energías, las aguas más puras de las fuentes de vida del tiempo de acuario.

Toda experiencia y manifestación en el universo está codificada en forma de partículas más o menos luminosas que se pueden traducir, como en nuestros ordenadores, como grupos interactivos de cantidades de  cifras binarias que tienen como resultado imágenes de memoria. Tienen el potencial de ser restituidas, más o menos intactas, desde el momento en que sean reactivadas por condiciones apropiadas que aportan las partículas luminosas adecuadas, proviniendo de una fuente bastante pura (procesador), para estimular el potencial interactivo de los datos conservados en memoria.

En nuestros ordenadores guardamos estos datos en algún lugar en un disco (= lo que se decía) u otro medio adecuado. En el universo hay diferentes niveles de soporte como en nuestro cuerpo (huesos, linfa, sangre, etc.).


Todos los eventos y experiencias son interactivos y dejan los momentos sucesivos del presente detrás de si-mimo. Forman acumulaciones de informaciones o datos de naturaleza familiar que provocan aperturas de tensión o vacíos (agujeros negros, como las manchas solares, un aspecto de la antimateria que conocemos en la ciencia astronómica y astrofísica) relativos a la evolución del entorno. Pasan entonces por túneles de aceleración para ser clasificados, llegado el caso para ser reciclados y servir como fuente de alimentación para la vida corriente, para ser almacenados como reserva de memoria inteligente o para fusionar con la corriente de ascensión del espíritu individual, de grupos familias espirituales y por fin del conjunto de la perfección de la vida según sus diferentes niveles de conciencia (jerarquía espiritual).

Esta realidad de corrientes es como la imagen de las corrientes marítimas, los vientos, los rayos de luz o todavía de las ondas de las corrientes energéticas en la Vía láctea o de las energías cósmicas en el universo. 

Encontramos estas corrientes a nivel científico en la representación del universo como una trama de cuerdas. Estas cuerdas forman corrientes que no solo se abrazan entre ellas. Se tocan y se cruzan también para formar nudos de interactividad según el nivel de cualidad vibratoria respectivamente de cada una en el gran mecanismo cuántico del universo.
Al final de nuestra vida, lo que hemos vivido sigue el mismo proceso de aceleración de datos y de clasificación de sus informaciones según su cantidad, cualidad e intensidad (en relación a su importancia para la perfección de la unión de la vida). Es como el sistema de una estación de trenes con vagones de mercancías para clasificar. Las acumulaciones o centros de almacenamiento (nudos) están permanentemente en movimiento y evolución.

Los datos de nuestras experiencias espirituales suben directamente a las esferas sutiles de la tierra y más allá según la capacidad de nuestro espíritu de tomar distancia de los cuerpos inferiores físico, emocional y mental. Estos cuerpos y los datos de sus informaciones siguen cada uno a su nivel su propio camino de liberación si no hemos hecho un trabajo avanzado de su espiritualización. En este caso el cuerpo pude quedar intacto conservando un contacto más o menos fuerte con el espíritu de su encarnación, manifestando cualidades fuera de lo común.  

La liberación se hara más o menos rápida según que nuestro cuerpo sea enterrado o incinerado. La liberación física se hace mediante la radiación gamma que pierden los núcleos atómicos de los elementos químicos. Las informaciones liberadas pueden, según la clasificación y su nivel, volver a la superficie de la manifestación según sean más o menos directamente recicladas, puestas en memoria o absorbidas como se ha explicado arriba.

Para cada nivel, hace falta en principio el fin del ciclo en relación con el desarrollo de nuestra vida antes de que las informaciones puedan volver a la luz. En este contexto comprendemos la importancia de la veneración de los muertos mientras que sea en un espíritu positivo de  liberación y de memoria de sus cualidades y no para alimentar los sufrimientos de una separación.

A través de esta red interactiva de clasificación, las informaciones son revisadas según su cualidad luminosa o inteligente, es decir, según su grado de armonía o desarmonía, su grado de perfección de los conceptos de la vida, incluso por encima de la muerte física y espiritual, su grado de amor y sabiduría y de conciencia de unión experimentada y realizada. Hay datos, convertidos en inútiles, que se almacenan como los residuos en la basura de nuestros ordenadores, para ser borrados. Otros permanecen en circuito para ser reactivados  más o menos rápidamente  como su proceso de interactividad todavía no está completo, en el ciclo actual de causas-efectos. Es como la memoria viva de la vida. En fin hay las otros que, según su importancia y cualidad, se almacenan en el nivel (carpeta ou morada) apropiado del universo como reserva para el tiempo que sean necesarios para un nuevo ciclo.

El conjunto de estos soportes forman la memoria akashica  (= a cacher o esconder como memoria de las fuente de vida) Esta memoria se guarda más o menos viva según el homenaje que rindamos al pasado y a sus personajes por medio de enseñanzas, celebraciones de conmemoración y el desarrollo de la ciencia de historia. 
¿Dónde se ubican estos anales?
Cualquier materia puede ser soporte. Depende de la cantidad y la vibración cualitativa de los datos. Así la propia tierra tiene memoria, los árboles, los animales, el hombre y su espíritu. Por lo tanto, caben en todos los niveles (moradas) de la creación hacia los más sutiles y divinos.
¿Cómo tenemos acceso a esta memoria?
Es como en nuestro ordenador, hace falta una ciencia o conciencia adaptadas para ser capaz de encontrar el lugar de almacenamiento y descifrar los datos. Pero aparte del don o la formación  para abrir esta memoria, la vida misma puede liberarla.
Como hay agujeros de entrada, hay agujeros de salida luminosa, como las pantallas de nuestros ordenadores. Cuando un ciclo de condiciones con respecto a los datos memorizados se termina, se crea una apertura en los lugares y niveles apropiados, provocando una aceleración que empuja a los datos a liberar sus informaciones necesarias para el plan de evolución del ciclo siguiente. Pero, cada vez que haya durante un ciclo un apertura propicia, fenómenos paralelos pueden producirse y así también revelar realidades más sutiles, proviniendo de niveles de vida superiores a la de la tierra.
Cuando nos encontramos bien frente a la ventana de la apertura o pantalla (que forma la esfera de un triángulo desdoblado en forma de un rectángulo- rombo = losange = que deja pasar la materialización de la luz sutil), y si no estamos demasiado ocupados fijando otras cosas, se  puede ver lo que normalmente es invisible. Esto es la base científica para explicar las apariciones y otros fenómenos de este estilo, hasta ahora no explicados: Lourdes, Fátima, el ángel en la Basílica de San Pedro de Roma (marzo 2007), y tantos otros como el fenómeno de las Bermudas, del desierto de Gobi, del agujero, a veces visible, en el polo norte (la puerta de la vida astral interior de la tierra) y lo que hemos  vivido personalmente el 5 de enero 1989 a nivel de la absorción de antimateria por el sol que conducía a su actividad más luminosa actual.
Para la capacidad de nuestras cámaras numéricas de grabar la interactividad del dinamismo binario simple, menos condicionado (0 de la fuente y 1 de la forme especifica) de la luz captada, pueden revelarse cosas que no podemos ver directamente con nuestros ojos. También las películas de nuestros viejos aparatos tienen capacidades específicas que escapan a nuestra percepción directa. 


Miramos las cosas absorbiéndolas y así no podemos ver más que una realidad parcial o relativa (maya), tampoco sus radiaciones (auras) u otros efectos de su radiación. Con el justo retraso, todo el mundo debería poder desarrollar esta capacidad. Nuestros aparatos numéricos están por el momento más dispuestos a captar los efectos de radiaciones de partículas de luz en forma de códigos arrítmicos. Restituyan por ejemplo, de manera directa, orbes, esferas de concentraciones luminosas, efecto de un proceso de armonización que son a su vez puertas de abertura y de liberación de vidas más sutiles.




Foto:Orbes y la aparición de un monje (dentro del circulo) 22.5.2007 Sasso, ex convento del corazón perforado de Jesús del siglo 13, Italia


Nuestros ojos no están suficientemente ejercitados (excitados por aceleración energética) para ver esto directamente por el hecho de que nuestro cerebro no tiene la costumbre de funcionar en armonía con el conjunto de todo el potencial de sus diferentes centros. Es el reflejo de la falta  de armonización entre las diferentes expresiones de nuestra vida. Es, pues por causa de nuestra manera exclusivamente analítica de pensar, es decir, fijando y dividiendo nuestras informaciones en lugar de proyectarlas directamente en la armonía interactiva de un conjunto coherente, lo que es propio del dinamismo de síntesis de la conciencia de unión.

No expresamos entonces lo que nuestros pensamientos sienten y no sentimos lo que nuestros pensamientos quieren experimentar (San Pablo, Rm 7, 19) y nos ponemos nerviosos, poco a poco nos bloqueamos, rechazamos y nos volvemos intolerantes con reacciones incontroladas hasta volverse extremas y violentas. El patrón de esta desarmonía interactiva se refleja en las relaciones energéticas entre nuestros chakras y nuestra relación de unión inconsciente con la realidad de nuestra alma y el espíritu de nuestro Ser Superior.

Armonizar es ponerse de nuevo en la unión. Es la base de los milagros de sanación. Es diferente a forzar una apertura.

Los animales tienen cada uno su capacidad muy desarrollada y a menudo muy perfeccionada para armonizarse y/o adaptarse. Hay quienes ven sin ojos y el camaleón puede volverse casi  invisible en su entorno. La cola de la salamandra vuelve a crecer cuando la pierde porque el patrón arquetípico de la especie esta conservado en su ADN. Eso también es el caso, pero no suficientemente explorado y desarrollado conscientemente, todavía dentro de nosotros. Confirmamos todavía que nuestros hijos y nietos ven o sienten más o menos las auras, capacidad que se esconde y puede perderse por falta de enseñanza y ejercicio. El peso ciego y automático del escepticismo de nuestra inconciencia colectiva contribuye mucho a eso.

Lo  importante de todo eso es que el pasado ya se restituye por sí mismo para continuar viviendo en el presente con el fin de perfeccionarse. Además, podemos desarrollar la capacidad de liberar nuestro pasado. Hace falta solo la voluntad de abrir la conciencia para desarrollar la visión espiritual de unión encima de nuestras restricciones mentales y conceptos espirituales limitados. Abriéndonos aprendemos a ver y comprender los signos y las señales que nos conducen a nuestra liberación.
Sobre la foto:

Aquí la foto que he recibido por parte de personas que han viajado a Jerusalén. Un día, caminando fuera de Jerusalén, probablemente en la dirección de Betania, pasando por un campo (de trigo?), alguien tomó una foto. El asombro fue grande al constatar lo que aparecía después en el revelado de la película.

Según nuestro sentimiento reconocimos directamente a Jesús con Pedro a su derecha que parece indignado, mientras que María-Magdalena está más atrás casi escondida,  seguido por Jacobo, que tiene un bastón como un peregrino (//camino de Compostela). Al parecer, María Madalena parece tímida. ¿No sería por los celos de Pedro que no soportaba la atención especial que Jesús prestó a su compañera? Al mismo tiempo parecen atravesar un campo de trigo. Estos  hechos se narran en la Biblia.


¿Por qué este retorno?

El Espíritu de Verdad está en el camino de volver tal como Jesús lo había profetizado. Luego, la verdad debe ser sacada a la luz para construir un tiempo nuevo sobre bases más amplias y sanas.

La imagen del hombre Jesús como el Guía de los hombres, que abría el camino de peregrinaje hacia Dios, esta guardada y honrada por una gran parte de la humanidad. Los nombres de los santos y de cualidades cristianas están repartidos por la tierra entera. Pero, sobre todo los cristianos han proyectado constantemente la imagen de Jesús, Padre-Guía-Instructor de la humanidad, sobre Jerusalén y su entorno. Además, los lugares de su origen son más y más visitados por la necesidad de sentir y de comprender más la verdad de su historia en la medida que el mundo está perdiéndose en las dominaciones de la materia. Estos actos de evocación liberan finalmente las fuerzas de estos lugares para restituir una de las imágenes de su memoria. Es lo que hacemos para restituir una imagen conservada en la memoria de nuestros discos duros.

Aquí está una foto restituida a gente que no se daba cuenta de la razón y de la importancia de su descubrimiento. La pasaban a una de nuestras amigas que nos la transmitía como prueba de confianza queriendo saber el sentimiento de nuestra percepción. No hay ninguna duda que es una señal del propósito divino. Otros lugares y otras personas evocan visiones o experiencias extraordinarias como recibir las heridas del cuerpo de Jesús (los estigmas de Padre Pio). 

Es también una de las innumerables maneras del Espíritu de Verdad para liberar la fuerza luminosa del Espíritu Uno del Cristo, que estaba focalizado en el espíritu de Jesús. Así se reparte más sobre toda la humanidad. Una experiencia compartida se vuelve una experiencia colectiva. A causa de los límites actuales de nuestra conciencia de unión y nuestra separación con nuestra naturaleza divina, nos morimos físicamente para poder liberarnos de nuestras experiencias. Así podemos compartirlas de una manera más libre, fuera de los límites de la vida encarnada. Esta liberación nos permite encontrarnos en las fuentes divinas de la vida, necesaria para continuar nuestras experiencias hacia nuestra perfección divina.

 “Ser Cristo” es un estado de Unión Divina con el Principio Creador del universo. Se llama “unión mistica” [un estado natural de unión con el Todo de nuestro espíritu que significa una situación de niebla (mist en flamenco) para el escepticismo de la mente concreta].

Los golpes de fuerza de estas liberaciones (como las trompetas en el libro del Apocalipsis) sirven también para reforzar la bajada del espíritu de Jesús. Focaliza más y más el cuerpo humano que se prepara desde su nacimiento para continuar su papel de Padre-Guía-Instructor de la humanidad. Toda manifestación tiene un núcleo como centro de referencia para su evolución. La vida sin jerarquización no puede manifestarse.

El propósito del plan divino es que este hijo del hombre, en colaboración con sus espíritus lo más cercanos, sensibles y abiertos, canaliza sus experiencias sobre el camino de unión con el Principio Padre Creador. La manera del trabajo es hacer la síntesis por el compartir, convivir, colaborar y comunicar de manera solidaria, como entre hermanos-amigos unidos en el alma, el corazón y el espíritu.

Para abrir el camino, es necesario que el ser humano sea liberado del peso ciego y colectivo de la sombra negra de la muerte física. Impide subir sobre el camino de la justicia, de la paz por el perdón y la compasión y de entrar en el reino de luz del Espíritu de la Unión Crística. (La película del Señor de los anillos es otra forma para hacer comprender esta liberación).   

Este defensor que lleva el nombre Hatma, (alma), tan esperado por el mundo, trabajara como un abogado (para-cleto) la unión de la humanidad. Dará el modo de empleo para accionar las llaves, donde el Papa en Roma es el guardián, que abrirán la puerta del camino de ascensión a través de las moradas del reino de luz hacia el paraíso y el hogar central del Principio Padre-Madre Divino de nuestro Unión Común.

Este camino estaba hasta ahora obnubilado por el velo de la inconsciencia colectiva que la división de nuestro  individualismo impedía de levantar. Sin la conciencia de solidaridad fraternal nunca habrá unión. Es más que ser cristiano y seguir las reglas estrictas de cualquier institución religiosa o espiritual. Dios se encuentra por todo lugar (el Papa Francisco) y en todos (Jesús). Eso no quiere decir que estas instituciones perderán su sentido. Están llamados a acogerse, reconciliarse y perdonarse mutuamente como hermanas y hermanos de acompañamiento sobre el camino de su ascensión divina. Les hará falta a todos adaptarse continuamente a las nuevas exigencias de las revelaciones del plan divino para poder subir en la unión y dar una razón más real a su existencia de servivcio a la humanidad en su subida en el estado del Espíritu Divino de Cristo.  

La luz de la Verdad Divina nunca más debiera estar oculta. Siguiera siempre las sombras del pasado para liberarlas al momento que se necesita para construir adecuadamente un futuro más perfecto. Sin embargo, un dicho flamenco nos aconseja: “no salgan vacas viejas de la zanja”. Lo qué es perdonado y olvidado no debería ser innecesariamente cuestionado. Vuelve como un estatua de sal que no puede servir más para dar sabor a la vida (la historia de Sodoma y Gomorra; Gen.19, 17-26)

Cuanto más la luz de la verdad de Dios se acerca a nosotros, más se revela la justicia divina. Es el sentido inteligente del desarrollo del plan divino. No se revela más que progresivamente, en etapas, según la posibilidad de nuestra comprensión y el despertar de nuestra conciencia. Para comprenderla hace falta respetar estas etapas en un espíritu de tolerancia, llena de perdón y de compasión.

Ahora hay cosas se pueden tolerar que en el pasado no podían tolerarse bajo el plan e inverso. Todo pasa según que el hombre esté preparado para entender las consecuencias de sus actos según la  distracción de sus pasiones y su ceguera mental y espiritual. Le faltaba aprendizaje bien sea mediante restricciones o disciplina para poder comprender ante todo la esencia del amor y después su proceso hacia la incondicionalidad de su perfección divina. Un niño necesita reglas de referencia más estrictas para canalizar el amor en su comportamiento con el fin de no hacer cualquier cosa. Un adolescente ya necesita más libertad para poder experimentar su potencial aunque las reglas permanecen necesarias para descubrir que la verdadera libertad es servir la armonización del conjunto de la vida. Y es el principio fundamental de  la salud de nuestro cuerpo.

Significa que la ley ciega del Karma entre causas y efectos se transforma en coincidencias de liberación en la medida que nuestra conciencia de unión progrese en la comprensión del plan divino y que podamos perdonar y mostrar compasión real ayudando a reparar nuestros errores mutuos. Perdonando al otro y ayudando a reparar los errores de los otros, facilitamos el perdón y la reparación de nuestros propios errores. Eso nos crea la facilidad de superar los límites de un karma que sigue el automatismo de una justicia ciega. Padres que aman a sus hijos toman la carga que sus hijos no pueden tomar. 

Liberados de esta justicia ciega, podemos hacer elecciones más justas que conducen hacia coincidencias más felices que traerán felicidad, abundancia, satisfacción y felicidad en lugar de un estado de impotencia en que uno se siente impotente, víctima sin protección, paralizado por los ciclos de la dominación de las sombras que nos dividen en conflictos destructivos que nos llevan ondas de pesimismo, de depresión, incluso suicidio. Después, las coincidencias se convierten en conjuntos de fuerzas constructivas que anteriormente estaban más allá de nuestra comprensión.  
 

Nota: importancia de la imagen del instructor del mundo (Maytreya):

Estamos aquí en los niveles del significado del libro “Isis desvelado” de Hélène Blavatsky [=luz (solar) de la reserva (= vat en flamenco)  del cielo (sky)  = fuego del alma, alma, atma]. En realidad se llamaba Helena Hahn (= gallo, quien despierta). Se trata de una experiencia divina de un otro nivel de la realidad cósmica que se refleja en la tierra: es Jesús (= soy Os-iris: luz de la memoria de Dios que “osa” ver su plan)  y su hermana del corazón cósmico María Madalena (Mar-ie-hecho-lana (espíritu madre que teje la lana del dulce espíritu del cordero con el mundo de la materia). Es llamada Isis (quien tiene los ojos fijos en Dios mirando en la materia). Como ella se enfrenta con la vida material, fue ennegrecida como pecadora no obstante que los siete demonios (toda la maldad de la inconsciencia del universo por su separación aparente con el origen) se quedaron de él. Forma la parte complementaria al espíritu de luz de Jesús. A su manera era el chivo expiatorio por la ceguera del espíritu humano, cautivado y fijado por la obscuridad del mundo material. (Chivo, en otra dimensión cósmica Shiva, representa las tinieblas que aporta la destrucción de la danza del fin de los ciclos por la sabiduría del tercer ojo, el ojo de Dios).

Esta imagen muestra que el destino de la mujer es igual al destino del hombre en su ascensión en la naturaleza divina del ser humano. Fue solo puesta en segundo plano por la dominación del hombre (expresión de Pedro) en el contexto social temporal de la historia humana. En la prehistoria, la paternidad no existía, pues el patriarcado tampoco (Jacques Dupuis sj). No había relación conyugal como ahora. Así la cohesión social y la continuación de la sociedad estaban basadas sobre el principio de la madre-linealidad y el matriarcado. La padre-linealidad y el patriarcado empezaban desarrollarse desde la época de Mu y de Atlántida (hace más de doce mil años), seguramente estimulados por cambios planetarios que hacían la supervivencia más difícil y que necesitaban la fuerza del cazador y el carácter expansivo y explorador del hombre. No conviene olvidar que el derecho matriarcal germánico de la ley sálica se terminaba solo con las invasiones de los bárbaros y la caída del Imperio Romano oriental y en la Francia primitiva con Clovis en el siglo sexto.

El patriarcado es solo un reflejo de un contexto social de la evolución humana. Llamar Dios el  Padre es una visión antropomórfica. Conviene perfectamente para ser comprendida visto el contexto social de la masa de la gente. Pero a nivel teológico Dios es en todo por y con todo, incluso como Padre, Madre e Hijo. Así en absoluto, Le podemos dar todos los atributos como los judíos lo hacen a justo título. Pero, pero ninguno pueda limitar la esencia de su naturaleza  infinita.

Si el hombre se siente gracias a las circunstancias de la vida por encima de la mujer, sin embargo ella tiene generalmente una mayor capacidad de receptividad, de intuición y de gestión. Las diferencias están esfumándose gradualmente, así que la mujer puede reclamar, por lo menos espiritualmente, su derecho de igualdad de servicio en la ascensión en el espíritu de la unidad de Cristo.

Hay más, en la ascensión de pares opuestos, las parejas o gemelos cósmicos están llamados a formar un solo espíritu. Se comprenden ahora muchos divorcios o relaciones pasajeras de aprendizaje entre parejas y entonces una comprensión ideal antes de la realización del rito sagrado de la boda. No quiere decir que ningún rito de consagración pueda cumplirse, pero hay diferentes niveles de unión según la evolución de conciencia humana.

Muchas veces no son parejas reales las que quieren unirse en el sentido cósmico y universal que Jesús quería indicar. No obstante necesitan un reconocimiento social. Verdaderas parejas cósmicas se formen progresivamente fundando su amor centrado en la unión de sus corazones. Además, deben saber su papel de unión en el plan divino. ¿Quién reconoce ya claramente los peldaños del plan de su ascensión hacia la unión en el plan divino? Es un crecimiento y revelación divina progresiva a través de las experiencias de la vida. Aunque se trata de verdaderas parejas, siempre que no reconozcan conscientemente el peldaño de su unión en la escala del plan divino, no están al abrigo del  impacto de las distracciones de los condicionamientos de la vida. Pueden fragilizar su amor y conducir hacia una separación temporal, necesaria hasta el momento que su evolución libera la luz necesaria para sacarlas de las sombras y descubrir su pareja de verdad.

Nuestra ascensión pasa por diferentes etapas y niveles en el espíritu de la unidad divina. Además, el plan divino no ha previsto el celibato como ideal divino para la unión del ser humano con su naturaleza divina. No quiere decir que pueda ser pedido o ser elegido libremente según las circunstancias. Todavía, es una idealización humana que Jesús nunca ha enseñado, ni por otro profeta conocido según nuestros conocimientos. Es bien una preferencia de san Pablo (1 Cor 7.1) indicando que la esencia espiritual de la vida supera a la vida material. Aplicando este principio por confusión sobre la vida en pareja de sacerdotes es venido una regla  absoluta para ellos aunque merece ser cuestionado. Por suerte no se ha convertido en  una ley universal. La raza humana ya no existiría.

Además, el plan divino ha previsto que el ser humano pueda pasar por el estado andrógino para perfeccionar su ascensión divina. Es una lenta evolución cíclica que se presenta en principio como las primeras señales aisladas de una primavera, convirtiéndose poco a poco en más fuerte para de repente volverse más visible mediante un crecimiento rápido.

Los primeros rastros nos vienen claramente en la época del entorno de Akenatón y luego  en los mitos donde Platón en el siglo IV a.C. hizo mención. La sexualidad se volvía sujeto tabú en los últimos cientos de años. Ha excluido y visto como decadente toda forma que no entraba en el orden normal y moral, excepto en el arte, entre otros con Da Vinci. Sabemos que en la época de Jesús, Juan-Bautista era un efebo que había atraído la atención de Herodes y también de Jesús. Jesús, él mismo tenía un lado masculino y femenino muy cercano dado la delicadeza y la intuición de su espíritu que se reflejaba no sólo en sus palabras sino también en su cara y su actitud de perdón y de compasión, típica de las madres frente sus hijos. Es muy probable que en el entorno de su familia, hubiera una concentración de tendencias andróginas.

Confrontados con esta cuestión desde muchos años, podríamos aceptar la probabilidad que María, la Madre a Jesús, era incluso la primera persona realmente andrógina conocida en la historia humana, revelada hasta ahora. Eso no impidió tener otros hijos e hijas después. Todavía es muy probable que los textos bíblicos en este contexto hayan recibido traducciones equivocadas. La traducción de la palabra “chica” puede fácilmente estar comprendida como una persona virgen según el contexto.

Por lo tanto, hay sobre todo motivos espirituales para declarar la Inmaculada Concepción de María, como Ella lo  afirmaba por su aparición en Lourdes. Aunque la fe en Dios no depende de este hecho, por lo tanto, el principio de la Inmaculada Concepción trae sin embargo una vez más la prueba de la dimensión divina de la evolución de los ambos sexos humanos.

Los cambios planetarios y cósmicos de ahora facilitarán e intensificaran este proceso hacia el andrógino. Debemos saber que la homosexualidad es una etapa en este proceso. El amor entre dos seres andróginos será al fin una cruz de amor de doble homosexualidad (hombre-mujer-mujer-hombre). Más y más personas entran en una fase intermedia, más o menos homosexual o bisexual.

A menudo no pueden tomar una decisión decisiva o no saben identificarse porque no se dan cuenta o el peso selectivo y exclusivo del entorno moral no lo permite. Sin embargo es una de las causas de su comportamiento incoherente e inestable, de depresiones, de fatalidad e  incluso de suicidios. Se mostraría además muy dramática si los padres tomaran una decisión de intervención quirúrgica a sus niños sin su aprobación, eligiendo las apariencias físicas de un solo sexo por el hecho que muestren anomalías según las normas establecidas. La faltta de la comprensión humano en relación a su cuerpo y su entorno, tiene el riesgo de acentuar una actitud sexual incorrecta.

Efectivamente, el entorno ya no es capaz de dar una referencia clara, ni seguridad por causa de su ignorancia en cuanto el sentido del propósito divino para la evolución de la perfección de la naturaleza humana.

No hay comentarios:

las 10 dimensiones del universo

las 10 dimensiones del universo
Representación científica de la copa du Grial con las líneas que forman las cuerdas de síntesis o la fusión interactiva de toda creación

El camino al Padre-Madre de la Gran Vida

El hombre, al pensar en cosas mundanas, toma afición en ellas

El ser espiritual, al pensar en cosas celestes, supera a los límites de sus sentidos humanos para entrar en su naturaleza divina

De la afición del hombre nace el apego

De la liberación del ser humano divino nace el desapego frente las pasiones de las relaciones humanas

Del apego nace la codicia

De las justas relaciones con uno mismo, los demás y el entorno nace la gracia

De codicia nace la ira

De la gracia nace la paz interna y externa

De la ira, productora de decepción, nace la angustia

De la paz, productora de satisfacción, nace la alegría y de esta su madre: nuestra asunción espiritual

La depresión confunde la memoria, destruyendo la razón

La asunción espiritual aclara nuestra memoria por encima de la muerte, instruyéndonos en la síntesis de todos los talentos en el Principio de unión de nuestro Padre Divino: la extra-lucidez del oír, del sentir, del ver, del elegir y del discernir. Son las bases de la creación y de nuestra creatividad.

Unen nuestras pequeñas mentes con el entendimiento del amor inmenso que anima nuestro corazón con la luz del Espíritu-Madre de toda la sabiduría del Padre. Manteniendo está luz focalizada, nuestra alma se eleva hacia el Principio Padre-Madre Creador para despertarnos en la Luz de Cristo-Buda, que hace de nosotros hijos e hijas, manifestaciones de experiencias vivas de esta esta triple unión divina como, hermanos y hermanos divinos.

La estrella de Pascua

A ver en el blog de la escuela universal de la vida: La estrella de Pascua

Los chakras de la Tierra