translation

La puerta de Shamballah (el corazón: la habitación de Dios)


Blog para promover un movimiento interactivo en el marco del trabajo de síntesis, presentado como Pangeosis.
El trabajo de síntesis se concibe para liberar la conciencia
colectiva. Se basa en el conocimiento y el control de la energía universal.
Se refiere a cada ser humano y a su responsabilidad.
Recurre especialmente a los líderes: políticas, sociales, económicos, profesionales, científicos, educativos y sanitarios y espirituales y religiosos.

Charlas-talleres-conferencias-armonizaciones

Convivencia de Pascua en abril: Almenara de Tormes (Salamanca)

en la casa de formación de los misioneros de la providencia

organización: Iñaki Mendizabal/Irun.

A consultar

En el blog de la escuela universal de la vida:

2016 A la puerta de la Gran Transición

jueves, 19 de abril de 2012

Prueba de síntesis sobre la transformación de la democracia moderna hacia la democracia participativa parte 1


Parte 1: El contexto cósmico-solar-planetario desde 10000 años:

Aunque los detalles del tiempo de la Atlántida y de su fin parecen estar olvidados, su memoria vive siempre. Hay muchos fragmentos de un gran rompecabezas a varios niveles que pide una reconstrucción para comprender las raíces del tiempo actual. El tiempo del final del ciclo actual está como el final de varios espirales que lo conectan de nuevo con varios niveles de nuestros orígenes. Podemos representarlo con la imagen de un crop circle que muestra la convergencia de distintos ciclos hacia la fuente y que se llama “el ángel” (Cambridge 2001). Es un anuncio de la nueva luz. Nos viene vía el sistema del Oso Mayor, también conocido como Carro Mayor o Hélice (con su centro GRAU, el centro de 4 estrellas)  et Polaris.


Los procesos de los cambios cíclicos son causados por varios factores que se originan en las variaciones galácticas que influyen sobre el movimiento (tiempo) de los ciclos de la actividad solar y la interactividad en su sistema planetario. El final del tiempo Atlántida, que sigue la última glaciación, parece corresponder a un ciclo solar, (que los mayas llaman EL cuarto sol) en el cual la intensidad del calor solar era de nuevo más activa y más explosiva. Provocaba la desaparición de Atlántida.

En realidad, se trataba de un gran continente, los restos de la civilización Mu (matriarcado) y el Atlantide (patriarcado) extendiéndose en el actual Océano Atlántico, en relación con América central, África y Europa. Los restos, hay doce mil años (con la isla y la ciudad de Poseidonis) debería situarse en el Océano Atlántico, más cerca de África y Europa para desaparecer hacia el final del noveno milenio antes de nuestro fechado (- 8250 a -8000). Esto relativiza el principio de la deriva de los continentes en cuanto a su velocidad (anomalías en el Océano Atlántico), e indica que el eje de la rotación de la tierra necesariamente debió sufrir cambios bastante importantes y que el lugar por lo menos de uno de los polos no se encontraba al lugar actual (ausencia de rastros glaciales en el hemisferio Septentrional y la subida de las aguas por una probable descongelación del Polo Sur en el pasado).
Hay investigaciones serias que indican que existían después aun restos de este continente entre España-Portugal - las Islas Británicas y el continente Europeo (en el canal y el mar del Norte). Toda esta  zona se menciona actualmente como el “Gran Iberia” cuya cultura atlante ya estaba transformándose en esta época en cultura céltica. La actividad volcánica al final del cuarto milenio (- 3.150 -3.125) antes de nuestro fechado ha causado en el Mediterráneo la explosión del supervolcán de Santorin. Es también en esta época que una parte del gran Iberia se sumergió y que los países británicos se convirtieron en Islas. Es también el principio de la era del quinto sol de los mayas o la era de los terremotos, ciclo que va terminarse en el próximo futuro.
La sociedad Atlante conocía antes de su decadencia definitiva una cohesión social que era jerarquizada según el grado de poder de las personas iniciados a nivel espiritual.  Estos señores controlaban un sistema autocrático de castas y eran en realidad maestros y sacerdotes espirituales (mayas, no muchos o maha' s: los grandes, majores, o séniores) que eran iniciados al menos de alto grado. Los castas estaban cerrados y la mezcla entre los diferentes grados estaba muy reducidos y codificados. Entonces, el incesto (o incasta) no estaba un fenómeno anormal Este sistema cerrado, que al mismo tiempo estaba basado en una estrecha conexión con el espíritu cósmico, permitió mucho tiempo hacer frente a los múltiples acontecimientos que perturbaron esta civilización que duraba su larga historia. 

Encontramos más tarde la prolongación de este sistema en Asia o Egipto y en otros lugares. Esta conexión íntima, codificada altamente, era la garantía de una fuerte cohesión y permitía salvaguardar en los élegidos de entrar y de casi vivir en la quinta dimensión del etérico astral y poder ejercer los poderes superiores de la mente y de los sentidos: clairaudiencia, clarividencia, telepatía, teletransportation, visión espiritual superior y cósmica, psicometría y contacto con el más allá y los mundos extraterrestres que innegablemente venían a s, regularmente visitarlo como hoy.

El nombre Poseidonis no era sino el nombre de un gran Isla, el resto del continente atlante, de la ciudad principal o el palacio del gobernador principal. Era también el nombre del jefe espiritual y divino supremo que representaba el principio muy potente del universo: aquél que posee el don (poder) del  éion o tiempo del origen (del universo y el mundo). Representaba pues el Alma Original (o Instructor) del Mundo (AOM) y era pues el Anciano de los Días.
En torno a este Anciano de los Días, había otros ancianos o sabios como el libro del Apocalipsis lo describe. Representaban las fuerzas positivas y negativas que tenían el jefe supremo espiritual como única referencia de armonía y cohesión.

La desaparición de la Atlántida debió extenderse sobre un largo período de varios millares de años.  El principio de la fase final debería situarse al final del tiempo del signo de fuego de Leo, dos ciclos de 5.125 años antes del tiempo actual del principio de Acuario, es decir, en torno a los años 8.250. (= 6 nueva involución). Leo empuje al conocimiento de si mismo para conocer al otro.

Stanton St. Berbnards, Wilthire Crop Circle - 28.07.2001 
http://www.noufors.com/images/cc094.jpg)

Es en ese momento que nuestro sistema solar entraba en un ciclo de alrededor 10000 años de oscuridad cósmico, causando un proceso de desdoblamiento de los cuatro constantes del universo (espacio-tiempo-fuerza-acuerdo). Entre otros fenómenos, causaba una separación entre los distintos niveles del cuerpo humanon, provocando la separación entre espíritu o cuerpo superior y cuerpo físico inferior. Esto permitió diferenciar en los ambos terrenos la diferenciación en niveles o dimensiones para mejorar nuestras capacidades mentales, emocionales y físicas y prepararnos a una conciencia espiritual más elevada y más matizada. El espíritu se diversificaba progresivamente y subía en las altas atmósferas de la tierra y a continuación en el sistema solar (los planetas edénicos) para ahora entrar en las dimensiones cósmicas para reconectarse con sus origines cósmicos. Es lo que llamamos los maestros ascendidos o el parte de los espíritus humanos separados aparentemente de sus partes inferiores et encarnados.

Ignorantes todavía de estas relaciones y sus interactividades, los cambios, empujaban a los atlantes a un proceso de individualismo que rompió la cohesión de la sociedad por el hecho de estar más y más preocupados a conservar el nivel de vida realizado que adaptarse a las exigencias de los cambios, lo que estaba origen de conflictos,  hasta-allí desconocidos. Estaban, como en la situación actual, perdidos en no poder ver la importancia de transformar la visión de su sistema de vida hacia un modelo nuevo, mas realista. 

Varios iniciados, acompañados de fieles a la base dejaban por esta razón lo que permanecía de Atlantis, antes de su perdición total. Esto permitía también guardar al menos para una parte la sabiduría alcanzada con sus tradiciones y ritos de iniciación y que ahora vuelven a nosotros a través de las grandes escuelas de sabiduría en el mundo.

Otros dejaron retirar sus espíritus en dimensiones más sutiles, intra- o extraterrestres, como maestros de sabiduría o hermanos de luz. Con todo, la esencia de sus espíritus seguía encarnarse cada vez más separada de su potencial realizado y cada vez más ignorante de sus talentos espirituales en las dimensiones físicas. Es la dualidad de los maestros de sabiduría. Era un proceso irregular. A veces, guardaban algunos “dones” de su potencial espiritual pero por la separación con su naturaleza divina, algunos lo empleaban más para finales personales y hacían nacer la magia negra. Todo eso creaba tensiones con las subordinadas de la base que se sentían cada vez menos protegidos.

Así la cohesión daba paso al división y a la búsqueda del reconocimiento y de la protección individual. Por el final de la Atlántida la lógica de los conflictos y de guerras era la consecuencia para convertirse en la característica en los últimos millares antes de hoy. Incluso se convirtió en una convicción espiritual que esta lógica es indispensable para alcanzar la paz. Por eso entró la idea que venir en la tierra implica inevitablemente el sufrimiento, la imperfección, el dolor y el descontento.

La consciencia espiritual colectiva estaba dirigida por una élite que se disolvió porque una nueva conciencia colectiva, basada sobre la interactividad entre las conciencias individuales entre todos faltaba tanto a los dirigentes como a la masa de base. En este sistema, en realidad polarizado, el centro de unión estaba arriba y no funcionaba mas como núcleo de unión. Faltaba una conciencia para unir la conciencia monolítica existente desde eones que se rompió en conciencias individuales de diferentes niveles de comprensión. No podían comprometerse de manera más original y autentico en el conjunto sino solamente por dominación de él que era más fuerte. Así empezaba un largo proceso de ascensión, por lo menos durante los últimos 5000 años pasados, para reconstruir la cohesión y la conciencia perdidas. 
A través de experiencias la memoria del pasado se transformaba poco a poco en nuevos sistemas de vida, con cumbres y bajas. La conciencia individual progresaba y un nuevo sentido de relaciones colectivas se formaba. Empezaba en los diferentes continentes para grupos errantes supervivientes que se mezclaban con las populaciones locales, imponiéndose cuando no podían hacerse aceptar. Después sobrevenían nuevas organizaciones colectivas hacia formar naciones e imperios que se perdían por la mente individualista de dominación y de división que provoca siempre conflictos y pérdidas. Pero, poco a poco, las bases de una nueva conciencia colectiva veían la luz en corporaciones de todo orden, partidas, regiones, y en fin en naciones que se unían para alcanzar a los conceptos de estados unidos de ahora, creando las bases de una nueva conciencia colectiva y planetaria.
Los distintos cuerpos del ser humano, que estaban separados por el proceso de desdoblamiento, deberían de este modo mejorarse a través de las eras que seguían. Sus energías procuraban, por ciclos de algo más de dos mil de años, las coincidencias para hacer las experiencias necesarias que le faltaban para finalmente de nuevo reunir los espíritus diferenciados en cuerpos mas perfectos.

El esquema siguiente puede proponerse:
espíritu-físico (dispersión de los restos de la cultura atlante en el espacio terrestre: perdición de la sensibilidad para el viejo ideal espiritual y la búsqueda de una nueva realidad material conveniente: eras Cáncer – Gemelos).
mental-físico (descubrimiento de la fuerza mental que tenemos para expresar lo que somos: eras Tauro - Aries). Es durante la era de Tauro que se consumía la ruptura definitiva con la civilización Atlante y que desaparecen los últimos restos de su continente que se encontraban entre el España-Grand-Bretaña y el Mar Benelux.
emocional-energético-físico (aspiración-sensibilidad para el movimiento del tiempo hacia una nueva espiritualidad por devoción, vivido cada vez más en conflicto con las condiciones de la vida material diaria: era de Piscis). 
Se anuncia en nuestros días el tiempo una nueva luz de reunión, un Pentecostés planetario que desciende hacia cada uno de nosotros.

No hay comentarios:

las 10 dimensiones del universo

las 10 dimensiones del universo
Representación científica de la copa du Grial con las líneas que forman las cuerdas de síntesis o la fusión interactiva de toda creación

El camino al Padre-Madre de la Gran Vida

El hombre, al pensar en cosas mundanas, toma afición en ellas

El ser espiritual, al pensar en cosas celestes, supera a los límites de sus sentidos humanos para entrar en su naturaleza divina

De la afición del hombre nace el apego

De la liberación del ser humano divino nace el desapego frente las pasiones de las relaciones humanas

Del apego nace la codicia

De las justas relaciones con uno mismo, los demás y el entorno nace la gracia

De codicia nace la ira

De la gracia nace la paz interna y externa

De la ira, productora de decepción, nace la angustia

De la paz, productora de satisfacción, nace la alegría y de esta su madre: nuestra asunción espiritual

La depresión confunde la memoria, destruyendo la razón

La asunción espiritual aclara nuestra memoria por encima de la muerte, instruyéndonos en la síntesis de todos los talentos en el Principio de unión de nuestro Padre Divino: la extra-lucidez del oír, del sentir, del ver, del elegir y del discernir. Son las bases de la creación y de nuestra creatividad.

Unen nuestras pequeñas mentes con el entendimiento del amor inmenso que anima nuestro corazón con la luz del Espíritu-Madre de toda la sabiduría del Padre. Manteniendo está luz focalizada, nuestra alma se eleva hacia el Principio Padre-Madre Creador para despertarnos en la Luz de Cristo-Buda, que hace de nosotros hijos e hijas, manifestaciones de experiencias vivas de esta esta triple unión divina como, hermanos y hermanos divinos.

La estrella de Pascua

A ver en el blog de la escuela universal de la vida: La estrella de Pascua

Los chakras de la Tierra