translation

La puerta de Shamballah (el corazón: la habitación de Dios)


Blog para promover un movimiento interactivo en el marco del trabajo de síntesis, presentado como Pangeosis.
El trabajo de síntesis se concibe para liberar la conciencia
colectiva. Se basa en el conocimiento y el control de la energía universal.
Se refiere a cada ser humano y a su responsabilidad.
Recurre especialmente a los líderes: políticas, sociales, económicos, profesionales, científicos, educativos y sanitarios y espirituales y religiosos.

Charlas-talleres-conferencias-armonizaciones

Convivencia de Pascua en abril: Almenara de Tormes (Salamanca)

en la casa de formación de los misioneros de la providencia

organización: Iñaki Mendizabal/Irun.

A consultar

En el blog de la escuela universal de la vida:

2016 A la puerta de la Gran Transición

martes, 17 de mayo de 2016

Reflexiones sobre las llenas lunas de mayo y de junio

Estaremos el sábado en Roma para celebrar entre otras la llena luna de wesak o la bendición por la energía de la misericordia del ser humano que llama a despertarse hacia su naturaleza divina (volver Buda: el que toma conciencia de la gracia de esta energía  de origen absoluto). La energía de misericordia es la respuesta de Buda (principio del ser divino despertado) como Avalokiteshvara (el que considera nuestros llamados) y de Cristo ( principio que aporta la luz del despertar par su Espíritu de Verdad. Unas de las señales que el tiempo de la respuesta Cristo-Buda ha llegado, se ha mostrado en la proclamación del año de la misericordia por el Papa Francisco. Se trata de coincidencias de realidades que superan a los pequeñas conceptos de los sistemas mentales dualistas espirituales de los humanos. Todo es interactivo y viene de la misma fuente y se realiza in, por y con ella en acuerdos de coincidencias. La finalidad de la energía de misericordia, que es uno de los aspectos de la energía incondicionada del amor, es romper las resistencias para permitir la unión entre el mundo abstracto (del espíritu) y concreto (de la manifestación). Se  concretiza entonces al nivel del ser humano por la estimulación de la unión pacífica y más concreta entre la naturaleza divina del espíritu y su encarnación particular en el ser humano. Es lo que Jesús enseñaba y donde daba testimonio vivo por su conciencia despertada. El estado de unión es el “estado de ser Cristo” (o ser unido con el principio uno de toda vida). La conciencia de esta unión es el “estado de ser Buda”.

La realización de esta unión búdica-crística se celebra en el mundo con la llena luna de Junio (se refleja en el día del cuerpo y del sangre del Cristo). Esta separación entre los meses de mayo y junio corresponde al nivel actual de la conciencia de la mente dualista del ser humano sobre su doble naturaleza que parece incompatible. Se refleja también en la relación entre el sol y la luna (también entre Venus y la Tierra) y la evolución de su desintegración  del hecho que de si mismo tiene poco fuerza. Es, como el ser humano, un espejo  de la luz del sol que es en realidad transformado de la fuerza original de la luz espiritual (como las estrellas) que transmite y transforma la vida más densa material. Como la luna, el ser humano esta incapaz de si mismo pasar por la puerta de la luz. 

En los altos planes espirituales más abstractos, Buda (principio del ser despertado en la luz de la unión espiritual) y Cristo (el principio de la unión conscientemente realizada en, por y con amor) están una sola realidad. Ahora esta venido el tiempo que estos principios originales espirituales se juntan al nivel de la conciencia humano para poder manifestar  una nueva unión espiritual concreta en la tierra. Se hará a través de la acción solidaria entre los seres humanos encima de los conceptos y creencias de sus diferencias. Por eso el plan de la Gran Marcha Mundial de Solidaridad. Su finalidad es abrir la puerta de unión entre el mundo abstracto y el mundo concreto para poner en marcha la energía del despertar de la nueva conciencia de esta unión, que también es nuevo para la vida en los niveles  cósmicos. En esta unión se abre el libro de la vida con los códigos de su potencial y puede ser  comprendido. Es evidente que toda manifestación tiene sus códigos inteligentes y coincidentes  (como nuestro ADN) sino nada seré inteligible. Todo seré caótico. Solo, la mente dualista, por parte analítica y otra parte intuitiva no puede llegar hacia una comprensión global y justo del plan de la perfección de la Gran Vida en cual vivimos.
En concreto. Roma es el lugar donde los primeros impulsos de la luz crística de unión tomaban une forma  concreta de expansión colectiva, in primer instancia gracias a los sacrificios, casi en masas, de los primeros cristianos gentiles. Roma (= crema de la leche, como cimento de conciencia entre los diferentes deseos humanos, refleja la materia interactiva gal(lo)-lactica) es venido primer colector mundial de la evolución mental de la humanidad hacia una nueva unión (los diferentes tratados de Roma). Al mismo tiempo refleja el dualismo mental y espiritual del ser humano como un encuentro de confrontación más bien conflictivo que pacifico entre las tradiciones y conceptos del viejo mundo (restos de atlántida) y el amanecer del mundo actual en la nuevo luz espiritual del sol. 
De un lado Roma es un espejo de las acciones de los seres humanos que gobernaban por su fuerza de dominación para su propia gloria, sacrificando, si necesario, los "inocentes" de la masa sometida (símbolo el Coliseo). De otro lado Roma esta venido centro mundial de la esperanza de la liberación de la humanidad de esta sumisión (los brazos de las columnas de Bernina de la Plaza San Pedro se abren al mundo para acogerlo delante de la puerta del paraíso). En todo el mundo mucha gente espera que se manifieste el Espíritu de Verdad para abrir la puerta de liberación que conduce a la unión solidaria en la paz del Cristo.
El progreso del mensaje de amor incondicional en todos, por todos y con todos,  que Jesús ensañaba ha hecho crecer efectivamente esta  fe y  esperanza en la humanidad no obstante las influencias dominantes y dualistas del mundo viejo que transformaban el mensaje original. Así Roma volvía mas y más como centro de concentración y de expansión  de las semillas de una nueva conciencia de unión solidaria y fraternal. Pero ahora, la copa del dualismo conflictivo es llena. Corre el riesgo de desbordar por la efervescencia de nuestras relaciones de desarmonía provocada por las nuevas energías de luz espiritual que revelan la verdad sobre el sentido de nuestra vida.
Esta venida el momento que las semillas de la nueva conciencia colectiva crezcan por la intensificación de la fuerza del espíritu de verdad en el perspectivo de frutas divinas. Es una fuerza irresistible que finalmente volverá la energía pervertida de Roma en energía de Amor vivo.
El plan de la Marcha Mundial de Solidaridad es poner e marcha esta nueva fuerza para que se abre la puerta del centro sagrado de Roma, el Vaticano (centro de luz en el corazón de la Tierra). Es el tiempo de que, junto con la humanidad, debe liberarse de su encerramiento para no perder su sentido de verdad.  Que el Papa Francisco no quiere vivir más en su vieja estructura y sistema de aislamiento parece muy significativo.

Roma esta venido así para la humanidad el lugar de esperanza de la concretización del paraíso en la tierra. La concentración de esta esperanza ha focalizado y confirmado la luz nirvánica de los diferentes niveles del paraíso celeste sobre el vaticano (vat-icon = recipiente de reflejo del Espíritu de Verdad). La vida celeste es uno con la vida en la materia, pero la oscuridad de la visión de la mente humana tiene dificultad de aceptarlo. Tiene gafas de deformación y de división. Entrar en la unión es el significado de la resurrección de Pascua, la revelación que esta unión es en realidad el nacimiento   del ser humano en su inmortalidad espiritual al cual la muerte no tiene más impacto.
Así el Vaticano recibió para la humanidad las llaves para abrir la puerta hacia la realización del paraíso espiritual-divina en la tierra. Solamente, cuando los dos llaves (unión espíritu y materia) se invierten de dirección y que sus códigos toca la comprensión concreta del ser humano, esta puerta puede abrirse del hecho que la energía de amor solidaria vuelve realidad. Es decir, cuando el ser humano acepta que hace parte del Espíritu de Unión Solidaria y que une su mente condicionado con el amor incondicionado de su corazón, el horizonte de la conciencia infinito se abre al Espíritu de la Verdad. Pues baja e ilumina el ser.   
Por su expansión despierta entonces en la humanidad el estado de conciencia de formar un solo cuerpo de ser unión Cristo-Buda, en, por y con cual forma una sola realidad de Fraternidad Universal. Esta unión solidaria entre el mundo abstracto y concreto liberara el potencial colectiva de la humanidad indispensable para superar a los amenazas actuales de su sobrevivir.  Transformara su planeta de lucha entre bien y mal en planeta (con)sagrado por la armonización de sus relaciones torcidas en relaciones justas. Solo una transformación positiva y pacifica puede alcanzar este objetivo.

Es entonces indicado por el plan que  la Gran Marcha Mundial pasa por Roma para trabajar la liberación de su centro sagrado por media de la energía del perdón, llave de toda redención humana. En este sentido consagraremos la plaza San Pedro también plaza del perdón de la humanidad con la energía de bendición de Cristo-Buda que la llena luna de Wesak nos transmite del sol como intermedio.

las 10 dimensiones del universo

las 10 dimensiones del universo
Representación científica de la copa du Grial con las líneas que forman las cuerdas de síntesis o la fusión interactiva de toda creación

El camino al Padre-Madre de la Gran Vida

El hombre, al pensar en cosas mundanas, toma afición en ellas

El ser espiritual, al pensar en cosas celestes, supera a los límites de sus sentidos humanos para entrar en su naturaleza divina

De la afición del hombre nace el apego

De la liberación del ser humano divino nace el desapego frente las pasiones de las relaciones humanas

Del apego nace la codicia

De las justas relaciones con uno mismo, los demás y el entorno nace la gracia

De codicia nace la ira

De la gracia nace la paz interna y externa

De la ira, productora de decepción, nace la angustia

De la paz, productora de satisfacción, nace la alegría y de esta su madre: nuestra asunción espiritual

La depresión confunde la memoria, destruyendo la razón

La asunción espiritual aclara nuestra memoria por encima de la muerte, instruyéndonos en la síntesis de todos los talentos en el Principio de unión de nuestro Padre Divino: la extra-lucidez del oír, del sentir, del ver, del elegir y del discernir. Son las bases de la creación y de nuestra creatividad.

Unen nuestras pequeñas mentes con el entendimiento del amor inmenso que anima nuestro corazón con la luz del Espíritu-Madre de toda la sabiduría del Padre. Manteniendo está luz focalizada, nuestra alma se eleva hacia el Principio Padre-Madre Creador para despertarnos en la Luz de Cristo-Buda, que hace de nosotros hijos e hijas, manifestaciones de experiencias vivas de esta esta triple unión divina como, hermanos y hermanos divinos.

La estrella de Pascua

A ver en el blog de la escuela universal de la vida: La estrella de Pascua

Los chakras de la Tierra